Campeones en defensa del trono.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

La muy esperada post-temporada cubana de beisbol abrirá sus cortinas hoy con el inicio de los play-off de cuartos de final entre Villa Clara y Ciego de Ávila, a partir de las cinco de la tarde, en el estadio Augusto César Sandino de Santa Clara, y Santiago de Cuba versus Las Tunas en el Guillermón Moncada, desde las ocho de la noche.

Los naranjas de Víctor Mesa situarán en el box al derecho Yuliet López (10/2, con promedio de 3.16 CL), mientras que los avileños dependerán de los servicios del novato Yander Guevara ( 8/3 y promedio de efectividad de 3.00 ) - según recoge el periódico digital JIT- en un duelo en el que el favoritismo se inclinaría en favor de los primeros si tomamos en cuenta el formidable cierre de la fase clasificatoria conseguido por la tropa de Víctor Mesa, aunque sus oponentes exhiben entre sus divisas el haber ganado el tope particular entre ellos por 4-2 y adicionalmente disponen de un excelente cuerpo monticular (segundo en promedio colectivo), al tiempo que su bateo le saca un punto a sus adversarios (306 por 305) y exhibe mayor fuerza, como lo demuestran sus 90 cuadrangulares frente a los 75 de los pupilos del intranquilo Víctor. En el aspecto defensivo Villa Clara ha demostrado clara superioridad sobre los Tigres.

Hay ingredientes suficientes por ambas partes para protagonizar una crucial y enconada batalla.

Por su parte, los actuales campeones nacionales de Santiago de Cuba salen como lógicos favoritos frente a los aguerridos tuneros, que por segundo año consecutivo ingresal a la fase de play-off.

Pacheco dependerá del experimentado Norge Luís Vera (9/2 y promedio de efectividad de 2.89); en tanto Ermidelio entregará la pelota a Yoelkis Cruz (13/1 y promedio de 3.52).

Sin dudas, los indómitos son hoy por hoy el equipo de mayor ofensiva en el campeonato (319 de promedio colectivo y 119 jonrones) y, adicionalmente combinan la fuerza al bate con una gran velocidad en las bases; renglón este último en el que sobresalieron por la cantidad de estafas y que resulta un elemento desestabilizador para sus oponentes.

Individualmente Alexei Bell encabezará la respetable artillería santiaguera con su abultado e intimidador expediente en el que figuran sus liderazgos en cuatro departamentos: jonrones 31, impulsadas 111 (ambos marcas para series de 90 juegos); slugging .722 y anotadas 96, además de estafar 25 veces y conectar 124 imparables.

Las Tunas cifrará la potencia de su ataque en el desempeño de Joan Carlos Pedroso y la acostumbrada efectividad de Osmani Urrutia y de Danel Castro, principalmente.

Los Leñadores serán, sin objeciones, un dolor de cabeza para el pitcheo santiaguero (mermó su rendimiento en el último tercio de la campaña) como lo prueban sus dígitos ofensivos: 309 de bateo colectivo, 95 jonrones, 168 dobles y 25 triples.

Así las cosas, la pelea entre estos rivales se perfila como un duelo artillero, que tendrá en permanente jaque a la Mizuno 150.

La serie particular entre ambos finalizó igualada a tres victorias por bando.

Aún con semejantes argumentos estadísticos, el desenlace de la porfía está lejos de seguir un curso predeterminado, esperemos el dictamen del terreno, en el que tomarán cuerpo -adicionalmente- las tensiones y la presión psicológica que indefectiblemente arrastran consigo estos juegos de post-temporada.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria