Santiago de Cuba va por más a Santa Clara.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

Esta noche a partir de las ocho comenzará en el estadio Augusto César Sandino de la ciudad de Santa Clara el tercer juego de la semifinal oriental de la 47 Serie Nacional de Beisbol y, en este nuevo escenario, el equipo de Santiago de Cuba tratará de desplegar su poderosa artillería para abrir cauce a su tercera victoria consecutiva frente a las huestes locales que, en contraste. esperan que la abonada tierra primigenia les brinde la savia necesaria para el florecimiento de los naranjos, marchitos luego de su infausta visita a la tierra caliente.

Víctor Mesa, timonel de Villa Clara, necesita frenar el impetuoso y desequilibrante paso de las Avispas y para ello necesita -con urgencia- una labor más eficiente de su pitcheo. Varias son las cartas que representan sus posibles opciones para el crucial choque de hoy: Freddy Asiel Álvarez, Yuliet López o Yosvani Pérez.

En la trinchera opuesta Antonio Pacheco, mentor de Santiago de Cuba, tendrá justificadas esperanzas en el poder de fuego de sus hombres, al parecer ajustados milimétricamente para esta fase crucial de la contienda, como lo prueban los sendos recitales de bateo ofrecidos en el Moncada. Sin embargo, no puede prescindir del aporte de su cuerpo de pitcheo, que tendrá que asumir la dura responsabilidad de contener el ataque anaranjado, armado con un empuje nada desdeñable.

No es un secreto que la ofensiva ha sido, hasta el momento, el soporte fundamental de los indómitos en su tránsito victorioso durante la última etapa de la ronda clasificatoria e incluso ahora en la post-temporada. Sus serpentineros han estado, en general, muy lejos de mostrar eficiencia y permiten un buen número de carreras por juego.

Así las cosas, si Villa Clara consigue limitar el gasto ofensivo de las Avispas el equipo visitante puede verse en apuros, debido a esa aludida fragilidad de su cuerpo monticular.

Las opciones para el encuentro de hoy pueden incluir al veterano Ormari Romero, tal vez al también experimentado Osmel Cintra o acaso -parece menos probable luego de sus últimas actuaciones- a Alberto Bicet.

A pesar del inesperado curso seguido por este duelo semifinal, la estirpe de ambos equipos permite anticipar una recia batalla en el resto del play-off y no cabe pensar que, a consecuencia de las humillaciones sufridas en el Guillermón Moncada, el aguerrido plantel naranja sufra mella en su moral de combate.

La otra semifinal tiene un panorama similar después de la segunda victoria lograda por Sancti Spíritus en el José Antonio Huelga con estrecho marcador de 2 carreras por 1. Lamentablemente una jugada de apreciación fue crucial en la sentencia pero así es el beisbol. Los pinareños, en elegante protesta, tributaron un aplauso de rechazo a la labor de los hombres de negro.

Mañana las acciones se reanudarán en el estadio Capitán San Luís.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria