Sudcorea inobjetable, Cuba cayó con honor.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles

El equipo de Sudcorea se proclamó campeón olímpico en Beijing 2008 al vencer a Cuba en dramático encuentro que finalizó 3 carreras por 2 apoyada en magistral pitcheo del zurdo Ryu Hyunjin que limitó el gasto ofensivo de los cubanos a sólo cinco jits, entre ellos jonrones de Michel Enríquez y Alexei Bell.

Los asiáticos tomaron la delantera en la misma primera entrada por bambinazo de Lee Seungyuop con un compañero en circulación, frente a los envíos del abridor Norberto González.

La selección antillana se pegó en el marcador en la parte baja de ese propio inning por estacazo de Michel Enríquez, que desafortunadamente no halló a nadie en circulación.

El juego transcurrió así hasta la apertura del séptimo en que los coreanos ligaron -frente al relevista Pedro Luís Lazo- sencillo de Park Jingman y doblete de Lee Youngkyu para poner la pizarra tres anotaciones por una.

Sin embargo, Cuba volvió a estrechar el margen cuando en la conclusión de ese inning Alexei Bell sonó campanazo por encima de las cercas del jardín izquierdo.

Así las cosas llegó el final del noveno y Cuba vino a consumir su última oportunidad ofensiva con la posibilidad de empatar el juego e incluso dejar al campo a los coreanos, pero tras una seria amenaza con las bases llenas y apenas un out Yuliesky Gourriel bateó para doble play.

La victoria se la acreditó Ryu Hyunjin y con el fracaso cargó Norberto González quien, no obstante, brilló en el montículo.

Sud Corea se proclamó campeón olímpico con una trayectoria inmaculada a lo largo del torneo, que finalizó en calidad de invicto.

Por su parte Cuba cayó con las botas puestas, fiel a su estirpe de campeón, en un juego que marcó al propio tiempo el brillante epílogo de esta disciplina en Juegos Olímpicos, exclusión que debería de cesar tras la reunión del próximo año del COI pues, sin dudas, el beisbol regaló un formidable espectáculo en la cita pekinesa y tiene méritos suficientes para permanecer en estas lides.

El palmarés del beisbol cubano bajo los cinco aros es impresionante: oro en Barcelona-1992, Atlanta-1996 y Atenas-2004, y plata en Sydney-2000 y Beijing-2008.

La medalla de bronce quedó en poder de Estados Unidos al derrotar a Japón 8 carreras por 4.







Comentarios

fiamma veneta ha dicho que…
H A L L O! From Italy
I'm sorry...

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria