Beisbol cubano, Avispas versus Elefantes en tiempos distintos.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

Esta tarde comenzará en el Estadio 5 de Septiembre de la Perla del Sur una interesantísima sub-serie entre dos equipos que pugnan por avanzar a la post-temporada: los Elefantes de Cienfuegos, empeñados en igualar o mejorar su mejor resultado histórico (por primera y única vez lo consiguieron en la 42 Serie Nacional, edición en la que finalizaron en la quinta posición) y Santiago de Cuba, uno de los íconos del beisbol cubano, ocho veces monarca nacional, en tres de esas ocasiones en forma consecutiva (Series Nacionales 38, 39 y 40) y habitual animador del segmento élite de nuestro torneo invernal.

Para ambos equipos el triunfo en este compromiso que se inicia resulta de vital importancia; los sureños ocupan en estos momentos la tercera casilla de la Zona Occidental con balance de 37 ganados y 34 perdidos (idéntico saldo que Industriales) a once y medio juegos de los escapados Gallos de Sancti Spíritus, pero tan sólo a medio juego de los Vaqueros de La Habana que marchan segundos. En la quinta posición aparece Pinar del Río a dos juegos de azules y cienfuegueros, dispuesto a aprovechar un patinazo en las filas de la vanguardia para colarse entre los cuatro que avanzarán a la etapa decisiva.

Santiago de Cuba, por su parte, en lidia con las adversidades (no es el único caso, pero adopto la óptica territorial) ha tenido que hacer de tripas corazón ante la ausencia de dos de sus mejores serpentineros: Norge Luís Vera, quien recién se incorporó y en su última salida (el domingo ante Granma) tuvo molestias musculares que le hicieron abandonar el juego en la misma primera entrada y Yaumier Sánchez, capaz de aportarle, tranquilamente, al menos una decena de triunfos al plantel, pero que sigue sin recibir el alta médica. Por fortuna, según me comunicaron en la Comisión Provincial, lo de Vera esta vez parece problema de poca monta, de hecho viajó con el equipo.

Las Avispas tienen registro de 40 victorias y 29 derrotas, a siete juegos de los Indios del Guaso y a tres y medio de Villa Clara. Pero no tienen nada seguro por el momento, ya que sufren el asedio de Las Tunas a juego y medio y Ciego de Ávila a dos.

Volviendo al duelo Santiago-Cienfuegos hay que decir que el resultado histórico entre ambos (antes de la actual serie) es ampliamente favorable a los primeros por 73 triunfos por 36. Pero la saga amenaza con cambiar si nos atenemos al desempeño que van logrando los discípulos del otrora lanzador Iday Abreu. Por lo pronto, ya se anexaron el primer compromiso bilateral en la temporada por 2-1 escenificado en el Guillermón Moncada y en Contramaestre.

La tropa local saldrá confiada en el empuje de sus principales artilleros José Dariel Abreu, figura en permanente ascenso y que ya llegó al equipo nacional. Abreu anda por 25 jonrones (promedio 384, 56 impulsadas) y protagoniza la lucha por el liderazgo en ese departamento con el espirituano Yulieski Gourriel que ha disparado 26; el enmascarado Osvaldo Arias (12 bambinazos, 51 impulsadas y average de 243), quien alterna tras el plato con otro que le ha sacado brilloa a la Mizuno, Adir Ferrán, (12 cuadrangulares, 56 impulsadas y average de 340).

Con respecto al pitcheo los verdes tienen como baluartes al internacional Norberto González, quien recientemente tronchó la racha victoriosa de los azules y es el máximo ganador en el equipo (8-3, efectividad de 3-02) y Noelvis Entenza (4-5, efectividad de 4.25), ambos en el rol de abridores; así como su principal apagafuegos, Duniel Ibarra (3-1, 11 salvados).

En el caso de Santiago de Cuba sus principales artilleros son el capitán Rolando Meriño (14 jonrones, 57 impulsadas y promedio de 359) y Alexei Bell (14 estacazos de vuelta completa, 57 impulsadas y average de 354). Habría que incluir al veterano Pedro Poll, quien es líder impulsor en la nómina rojinegra con 59, ha disparado 11 jonrones y promedia 3003.

En lo que atañe al pitcheo Pacheco tendrá que depender de sus figuras más experimentadas, empezando por Osmel Cintra que ha sido el más estable, aunque en su última salida no estuvo bien. Su expediente, sin embargo, lo avala categóricamente (7-3, efectividad 2.63). Danny Betancourt y Alberto Bicet también estarían en los planes, el primero con saldo de 7-5 y 3.56 en carreras limpias y el segundo 7-3 y 4.47. No quiero decir que trabajen en el orden mencionado porque estaría por ver si en definitiva Vera puede lanzar, habida cuenta su efímera salida dominical.

El resto del staff está integrado por figuras jóvenes en su mayoría y su rendimiento es muy inestable para confiarles la misión de abrir en momentos en que está en pleno desarrollo el tramo decisivo de la clasificación.

Las lagunas en la apertura hicieron que Pacheco le diera la pelota días atrás a su principal relevista Osmani Tamayo (3-2, 7 rescates) y el diestro le sacó las castañas del fuego, nada menos que ante Guantánamo, y se acreditó el triunfo. No creo, sin embargo, que lo muden de función porque entonces el relevo perdería a su mejor exponente.

En torno a todas estas individualidades mencionadas puede haber una dosis de protagonismo en el duelo iniciará en horas, pero como hicimos notar desde el titular, no guarda relación alguna con el pasado, tiempo en que los sureños eran una presa fácil de la mayoría de los equipos.

Sólo nos queda esperar la voz de play-ball y vivir las emociones de esta inminente batalla.

Finalmente les dejo el resto de la programación: IJV-CAV en el Cristóbal Labra, MET-VCL en el Changa Mederos, SSP-GTM en el José Antonio Huelga (8.15 p. m. TV), CMG-PRI en el Cándido González, LTU-LHA en el Julio Antonio Mella, HOL-MTZ en el Calixto García y GRA-IND en el Mártires de Barbados.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria