Día de las Madres, fecha grandiosa también para el deporte.














La más reciente reunión, de carácter habitual, entre la Dirección Provincial de Deportes, sus cuadros y especialistas; así como los representantes de la prensa santiaguera que nos encargamos de la noble y apasionante tarea de divulgar todo lo relacionado con esta atractiva esfera de la vida social tuvo lugar apenas dos días antes de la fecha luminosa e inolvidable del Día de las Madres, que celebramos hoy domingo.

Resultó, por tanto, tema compartido plena y satisfactoriamente por todos los asistentes el pasar revista a la inmensa contribución hecha por la mujer cubana a los éxitos del deporte en nuestro país, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

A la luz salió un dato tal vez algo ignorado y es el hecho de que el mayor número de medallas cosechadas por Cuba en la escena internacional corresponde al sector femenino, independientemente que numéricamente han tenido menor presencia en nuestras delegaciones deportivas.

La relación de nombre de santiagueras que han representado a Cuba con lustre especial desborda con creces los límites de esta pequeña, pero necesaria nota.

Luego, simplemente quiero hacer saber que el significado de la presencia de la mujer, tanto en la arena deportiva, en su condición de atleta, de entrenadora, como parte del indispensable personal de apoyo; dígase psicólogas, doctoras, profesoras de las instituciones especializadas; como cuadros del organismo etc. encontró cálido espacio en las sucesivas intervenciones.

Se destacó, sobre todo en el caso de las atletas, han tenido que hacer incontables sacrificios hasta poder llegar al momento añorado y trascendente de la maternidad y ello dio curso espontáneo a las más emocionadas y sinceras palabras de agradecimiento y felicitación, compartidas con beneplácito por todos los que tuvimos el privilegio de ser testigos.

Casi a modo de breve y apretado recuento se mencionaron algunos nombres, sólo a modo de botón de muestra, y al calor de una improvisación que estuvo ajena a exclusiones de ningún tipo.

Fue así como en el mensaje general dirigido a todas las madres santiagueras que han tenido o tienen una relación con el deporte y han sobresalido por su conducta tanto en el orden deportivo como social se escucharon de labios del compañero Mulens, de Departamento de Atención a Atletas, los casos de Marcia Garbey (atletismo), Clara Nápoles Sánchez (baloncesto), Clara Aurora Hechavarría del deporte para discapacitados, Mercedes Terrero González (baloncesto), Raquel Ortiz Terazón, Elia Castillo (Dirección Provincial de Deportes), Alina Sánchez (Cultura Física), Diadenis Luna Castellanos (judo) y Milagros Guibert, madre de los atletas Giralt (dos glorias actuales de nuestro deporte, el uno triplista y la otra velocista y saltadora).

La memoria, presionada por el infaltable apremio del tiempo, dejó escapar otros muchos nombres, los sabemos, pero la idea esencial alcanzó su plenitud, porque de lo que se trató fue de no dejar inadvertido el rol verdaderamente heroico de la mujer-madre, como hacedora de verdaderos ¨milagros¨ en la difícil tarea de ser ellas mismas campeonas o de forjar campeonas y campeones que siempre han tenido y tendrán consigo como primer ingrediente en su formación el sólido espíritu patriótico y la lealtad a nuestros principios.

En suma, en este inigualable Día de las Madres, el homenaje más profundo y sincero para todas las madres en nombre del movimiento deportivo santiaguero, de la afición indómita y del pueblo santiaguero en general.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria