Ganó Cuba el World Baseball Challenge.


Cuando todo parecía anticipar otra pesadilla frente al beisbol asiático el equipo cubano viniendo de abajo en el marcador asestó un golpe demoledor en la quinta entrada, tomó el mando del encuentro y enfiló con determinación hacia una anhelada victoria que se materializó 10 carreras por 5, éxito que llevó a los nuestros a lo más alto del podio de premiación, sitial más de una vez esquivo en los últimos compromisos internacionales.

El partido por el título del World Baseball Challenge 2011, disputado en la localidad canadiense de Prince George, comenzó con dominio de Taipei de China que produjo racimo de cuatro carreras en la parte alta de la segunda entrada ante el abridor cubano Miguel Alfredo González como resultado de cuatro jits –entre ellos bambinazo de Chun Chieh Wang- y un error de Yulieski en tercera base. 

De contener el ataque rival se encargó el zurdo cienfueguero Norberto González, autor del out que puso fin a las angustias cubanas en ese capítulo. Fue al mismo tiempo la carta de presentación de un formidable relevo largo que se extendió durante siete y un tercio de entrada en las que apenas permitió cinco imparables, una carrera limpia, un boleto concedido y cuatro ponches propinados; actuación que le valió para llevarse el crédito de la importante victoria.

Chun Lin Kuo, iniciador por los taipeyanos, se las arregló para colgar cuatro ceros a la tropa de Eduardo Martín. Sin embargo, no pudo contener la vigorosa sublevación del quinto episodio y se fue a las duchas sin poder sacar outs. El inning lo inició Yulieski con boleto, avanzó a segunda por wild pitch y desde allí anotó remolcado por estacazo de vuelta completa de Rudy Reyes. Seguidamente Pestano entró en circulación por un error del patrullero derecho y ahí mismo el alto mando asiático le aplicó la alzadora a Chun Lin Kuo y trajo como relevista a Yu Chin Lin (perdedor).

Desafortunadamente el hombre llamado para aplacar a los cubanos no vino con el control adecuado, sólo logró sacar un out, las cosas se complicaron aún más y dieron lugar a su reemplazo por  Hao Chun Chiu, quien tampoco logró hacerse justicia y tuvo que ceder la lomita a Kuan Han Lin, último lanzador empleado por los perdedores en ese fatídico capítulo.

En resumen en esa entrada Cuba marcó diez carreras, se apuntó cinco jits –entre ellos el mencionado jonrón de Rudy con uno en base, un doblete de José Dariel Abreu que remolcó dos carreras y un biangular disparado Yulieski, que sirvió para impulsar otra anotación. En esa misma entrada Rudy Reyes sumó otra carrera impulsada por sencillo que remolcó a Yulieski y fue el bateador cubano más productivo en el encuentro.

Los dos últimos episodios los lanzó con hermetismo por Taipei  Chen Hua Lin pues apenas permitió un jit, pero la artillería de los chinos fue silenciada por Norberto González y la ventaja tomada por Cuba en el medio juego resultó infranqueable.

Así batearon los cubanos: Yoelvis Leyva 3-1 (1 impulsada), Héctor Olivera 3-0 (1 impulsada), Fréderich Cepeda 4-1, Alfredo Despaigne 4-1, José Dariel Abreu 4-2 (2 impulsadas), Yulieski Gourriel 3-2 (1 impulsada), Rudy Reyes 4-3 (3 impulsadas), Ariel Pestano 3-0 y Yorbis Borroto 2-0.

Posiciones finales: 1.- Cuba / 2.- Taipei / 3.- Toshiba Japón / 4.- Canadá / 5.- Beijin Tigers / 6.- Bahamas.


Cuba, deportes, beisbol

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria