Beisbol cubano: Santiago…como siempre

Sin dudas el naufragio del equipo de Santiago de Cuba en la Serie Nacional 50,  al abandonar su habitual presencia en la postemporada,  causó honda conmoción en los parciales de las Avispas y el descalabro no demoró en ser acompañado por toda suerte de rumores en torno al retiro de varios jugadores emblemáticos de su nómina que supuestamente declinarían mantenerse como baluartes de la causa rojinegra.

Semejantes conjeturas, acompañadas por las grietas que mostró el cuerpo de pitcheo con varias figuras principales aquejadas por lesiones, pintaban un panorama desolador y casi hacían pensar en el desarraigo indómito de la exclusiva fase de los play-off por tiempo indefinido hasta que el conjunto pudiera poco a poco reponerse de la importante merma que sufriría en sus filas.

Por todas estas razones el porvenir tenía tonos sombríos y ponía en jaque a las autoridades de la disciplina en el territorio, siempre conscientes del rol que por historia y desarrollo corresponde a los abanderados de esta fecunda cantera de nuestro deporte nacional.

Por fortuna, la anunciada ola de retiros fue en su mayor parte fruto de la especulación,  la única ausencia de renombre sufrida por los santiagueros de cara a la temporada que se avecina es la del astro Norge Luís Vera, pues Rolando Meriño -como se conoce- ha decidido apoyar al conjunto por un año más.

El tropiezo de Santiago de Cuba dio pie a la tesis difundida por algunos analistas en torno al envejecimiento del equipo y la falta de relevo para mantener la tradición victoriosa. 

Con todo respeto, semejante afirmación carece -al menos-  de objetividad. Ahora mismo podría hilvanar una larga lista de jugadores llenos de juventud y talento que visten la franela del seleccionado y son fruto de un trabajo continuado que permite encarar satisfactoriamente el debido relevo generacional, sin caídas abruptas. 

De otra parte está por ver si casos como el de Reutilio Hurtado, Luís Miguel Nava, Pedro Poll y Osmel Cintra, por citar a los más curtidos, ya dieron todo cuanto pueden en nuestro evento doméstico. A lo mejor, tal como hizo Reutilio el pasado año, el desempeño de estos esforzados jugadores nos permita responder a los agoreros del desastre con la conocida frase  ¨los muertos que vos matasteis gozan de buena salud¨.

Así las cosas, cabe preguntarse ¿cuál es la situación actual del equipo santiaguero? y ¿cuáles son sus reales perspectivas para el campeonato en ciernes?

En primer lugar la dirección del beisbol en el territorio enfocándose hacia el futuro y empeñada en mantener la tradición ganadora de las Avispas decidió renovar el Puente de Mando del seleccionado y le dio la encomienda de asumir como timonel al Licenciado Alcides Sánchez, quien está avalado por varios años de resultados satisfactorios en categorías inferiores, razón por la cual gran parte de los actuales jugadores del conjunto han pasado por sus propias manos.

El propio Alcides, de conformidad con la autoridad que le corresponde, tuvo un activo rol en la designación del equipo de entrenadores que lo acompañarán en esta importante misión cuyo objetivo primero es lograr la clasificación para la postemporada y una vez lograda esta entrar de lleno en la lucha por el banderín.

Ahora bien ¿qué material humano tienen los técnicos para llevar adelante satisfactoriamente su difícil misión?

Vayamos por partes. 

En materia de pitcheo el optimismo se fundamenta en la probada rehabilitación de lanzadores como Yaumier Sánchez Alberto Bicet, Osmel Cintra, Alaín Delá y Carlos Manuel Portuondo;  sin dudas, serpentineros que pueden aportar un buen número de triunfos al equipo y que unidos a los brazos del internacional Danny Betancourt, del prometedor Viladimiro Torres y de los zurdos Ediasbel Valentín y Denny Alá, entre otros,  pueden completar un cuerpo monticular que le brinde opciones al conjunto. No se trata de un staff de lujo, pero está en la media nacional.

Desde el punto de vista ofensivo todos conocen el empuje que siempre ha tenido el beisbol santiaguero y ello no sólo no ha cambiado sino que por el contrario presenta una situación ventajosa con respecto a los años precedentes. Ahora no sólo habrá temibles bateadores en la nómina regular sino que la banca tendrá valiosas reservas que la dirección podrá utilizar tácticamente. 

Rolando Meriño (con seguridad de modo preferente como designado), Pedro Poll (otra opción en funciones exclusivas como bateador), Héctor Olivera, Alexei Bell, Reutilio Hurtado, Luís Miguel Nava, Alexis Durruthy así como la llegada al conjunto de toleteros como Edilse Silva y Michel Gorgüet le confieren un notable poder de ataque a las Avispas al que puden sumarse hombres como Maikel Castellanos, Joaquín Carbonell, Leandro Lamadrid, Luis Yander LaO, Ruden Sánchez etc.

Con respecto a la defensa creo que tampoco hay dudas, comenzando por una línea central que tiene los atributos para respaldar el anhelo de victoria: Alexis Durruthy ha de ser el máscara principal, sin dudas distante aún de su pleno desarrollo a la defensa porque esta posición reclama de mucho más tiempo que las otras. No obstante, el equipo dispondrá también Rudelis García, quien ya ha demostrado capacidad de trabajo tras el plato y adicionalmente está Miguel Ángel Téllez para de conjunto disipar preocupaciones. Olivera y Nava  en torno a segunda y Reutilio en la pradera central no necesitan cartas de presentación. De igual manera los ángulos también tienen más de una opción segura para salvaguardar las almohadillas primera y tercera, así como los jardines derecho e izquierdo.

Podríamos añadir a este breve análisis otro elemento que puede ser aprovechado ventajosamente, la velocidad en las bases, pues el equipo dispone de corredores que pueden poner presión al contrario con el corrido de las almohadillas.

De manera que Santiago de Cuba -como hemos ilustrado- dispone de talento y fuerzas para iniciar con justificado optimismo su tránsito por la Serie Nacional 51, un comienzo que los pondrá a prueba tempranamente porque rivalizarán como visitantes con Ciego de Ávila, Sancti Spíritus e Industriales.

Demos por tanto nuestro voto de confianza a esta batalladora tropa cuyo espíritu y disposición de combate ha sido nota distintiva a lo largo del fecundo período de preparación de acaban de concluir.


Cuba, deportes, beisbol

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria