IV Clásico Mundial de Béisbol: Cuba dijo adiós al certamen tras caer ante Japón y Holanda. Detalles en... Béisbol-Facetas

viernes, enero 20, 2012

Diadenis Luna, fulgurante estrella del judo cubano


Como se conoce Santiago de Cuba es una gran cantera de atletas de primer nivel en los deportes de combate entre ellos el judo, disciplina que ha encumbrado a hijos de esta tierra por sus prominentes resultados en la arena internacional.

Uno de ellos es Diadenis Luna Castellano, gloria del deporte cubano ya retirada, a la que localizamos en uno de los gimnasios de la sala polivalente Alejandro Urgellés y con quien entablamos amistoso diálogo para repasar brevemente su fecundo historial deportivo.

Periodista: Diadenis, háblame de tus inicios en el judo.

Diadenis: Mis inicios ocurrieron siendo alumna de primaria en la escuela Lidia Doce y fue por embullo. Anteriormente me sentía atraída por el kárate pero al final el judo me atrapó, a tal punto que en un período de apenas seis meses de práctica logré ingresar a la EIDE Provincial con muy buenas perspectivas en este deporte, al decir de los técnicos.

Periodista: ¿Algún antecedente familiar en la práctica de esta disciplina?

Diadenis: Bueno, no exactamente: Mi padre fue durante 19 años director del INDER en el municipio de Guamá y mis hermanos todos han sido deportistas: Bernardo fue polista, un excelente portero;  Luís practicó el kárate, llegó a ser cinturón negro y cuarto dan y mi hermana mayor Daudelia fue esgrimista, dos veces campeona nacional.

Periodista: ¿Cuáles fueron tus principales resultados a nivel nacional?

Diadenis: Logré titularme campeona nacional en todas las categorías, es decir en escolares, juveniles y primera categoría. Para más detalles te hago saber que fui cinco veces titular nacional juvenil, tres veces en la división de 66 kilogramos y dos veces en la división libre.

Periodista: ¿Qué tan difícil fue llegar al equipo nacional de mayores?

Diadenis: Como puedes inferir para mí no resultó muy difícil. Tal como te expliqué desde los inicios los entrenadores advirtieron en mí excelentes cualidades para la práctica de este deporte, el primero fue Pascual Bebelagua, entrenador de la Academia Hiroshima, que me inició en el judo. De manera que esas aptitudes comenzaron a manifestarse primero en la etapa pioneril, luego en escolares y posteriormente en la categoría juvenil donde tuve un sostenido predominio que me catapultó al equipo de mayores.

Periodista: ¿Recuerdas a alguna figura que en el ámbito nacional te haya hecho fuerte oposición?

Diadenis: Bueno, recuerdo que en el año 2003 enfrenté a Yurisel Laborde que acababa de conseguir un sub-título mundial y me dio el combate más fuerte que haya tenido en el plano doméstico. Laborde se llevó el triunfo por yuko en la final de un campeonato nacional  disputado precisamente aquí en Santiago de Cuba.

Periodista: ¿Y en la arena internacional?

Diadenis: Recuerdo a cuatro atletas que fueron verdaderos retos en mi carrera: la japonesa Noriko Anno (medallista dorada de Atenas 2004), la francesa Laetitia Meignan, la belga Ulla Werbrouk (ver combate) y la brasileña Edinancy Silva.

Periodista: ¿Dónde y cómo fue tu estreno en la arena internacional?

Diadenis: Mi estreno fue en un certamen en Colorado Springs, Estados Unidos. El profesor Rolando Veitía me estaba preparando para el Campeonato Mundial Juvenil en el año 1992 y me llevó a Colorado Springs como preparación para la cita mundial. En ese debut conseguí una medalla de plata al caer en la final ante la campeona olímpica de Barcelona 1992, la atleta sudcoreana Kim Mi-Jung.

Periodista: Además de ese excelente debut quisiera un breve recuento de tus principales éxitos internacionales

Diadenis: En el año 1993 por primera vez participé en un campeonato mundial de mayores efectuado en Birmingham, Canadá y siendo aun juvenil obtuve un séptimo lugar. En el año 1995 me convertí en campeona de los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, Argentina, reinado que repetí en Winnipeg, Canadá en 1999. Fui medallista de plata en el Mundial Universitario de Fukuoka y campeona del mundo en Shiba, Japón. Fui plata en el año 1993 en el mundial efectuado en París y en  la cita universal de 1999 en Inglaterra alcancé medalla de bronce. Un valor especial tiene para mí la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996, pues la logré con la clavícula fracturada.

Periodista: ¿Cómo y cuándo llegó la decisión de abandonar el deporte activo?

Diadenis: En el año 2004 cuando regresé a la selección nacional después de haber tenido mi primer bebé pero la secuela de las lesiones y la certidumbre de que había otras atletas con mejores opciones para los Juegos Olímpicos de Atenas me llevaron a  decidir el adiós a mi vida como atleta.

Periodista: A partir de tu invaluable experiencia ¿cuáles son las principales cualidades que debe de tener un judoca?

Diadenis: Primeramente la disciplina, luego la capacidad para asimilar con rapidez las enseñanzas en los entrenamientos y unido a ello una buena dosis de coraje sobre el tatami.

Periodista: ¿Después del retiro qué has hecho?

Diadenis: Después del retiro me he dedicado a enseñar lo que aprendí. Estoy como entrenadora en el Centro Único Capitán Orestes Acosta aunque en estos momentos estoy laborando aquí en la sala polivalente Alejandro Urgellés con los varones de la primera categoría, son atletas en edades comprendidas entre 17 y 14 años, la mayoría de los cuales son atletas ya hechos que no requieren de mucha información técnica; sin embargo también tengo un grupo de niños de 5 a 7 años a los cuales entreno de cinco de la tarde a siete de la noche.

Periodista: Unas palabras finales para tus admiradores en Santiago y en el resto del mundo

Diadenis: Que espero dar también buenos dividendos a Santiago de Cuba en el campo de la enseñanza para que el judo indómito siga siendo un baluarte a nivel nacional  y que se proyecte satisfactoriamente en la arena internacional.


Cuba, deportes, judo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...