Tope Cuba-USA, universitarios estadounidenses dieron primero.

12_michael_comporto

Foto: José L. Anaya

El cuarto bate y designado del equipo estadounidense, Michael Conforto, disparó jonrón con bases llenas en la sexta entrada frente al relevista zurdo Norberto González y esa conexión rubricó el triunfo de 4 carreras por 3 alcanzado por la novena visitante en el primer choque de la serie bilateral iniciada anoche en el estadio Latinoamericano.

Conforto hizo trizas la estrategia del mentor Víctor Mesa, quien había llamado del bulpen al experimentado lanzador cienfueguero para que dominara al toletero zurdo,; sin embargo este descargó su fuerza sobre un envío de Norberto y llevó la Mizuno 200 por encima de las cercas para suscribir el racimo letal.

Las almohadillas se habían repletado por sencillo del torpedero Kyle Farmer, boleto al intermedista Tea Turner que decretó la sustitución del abridor Yadier Pedroso por el yumurino Joel Suárez, quien cumplió la misión encomendada al dominar al patrullero izquierdo Jhonny Field en largo elevado que adelantó a los corredores a segunda y tercera base, respectivamente y luego boleó intencionalmente al tercer bate e inicialista D. J. Peterson.

La escena había quedado lista para el oportuno vuelacercas del Conforto que rompíó el sostenido abrazo a cero y puso definitivamente en ventaja a la selección norteamericana.

Pedroso hizo una encomiable apertura de cinco y un tercio de entrada con apenas tres jits permitidos, dos carreras limpias, seis ponches y par de boletos.

Además trabajaron los ya mencionados Joel Suárez (un tercio, una limpia), Norberto González (dos tercios, un jit, una limpia), Vicyohandri Odelín (una entrada y dos tercios, un jit) y Yoelkis Cruz (una entrada).

Los cubanos fueron aherrojados por el pitcheo del diestro Jonathon Crawford hasta la séptima entrada, capítulo en el que pudieron marcar sus dos primeras carreras, propulsadas por bambinazo de Fréderich Cepeda que encontró en circulación a José Dariel Abreu, autor de sencillo (segundo que lograban los nuestros hasta ese momento).

Crawford en definitiva fue reemplazado en ese mismo episodio, luego que Pestano también entrara en circulación por error del intermedista. Subió a la lomita entonces David Berg, quien con ayuda de una doble matanza acabó con el amotinamiento.

En la siguiente entrada las huestes de Víctor Mesa lograron expulsar a Berg al combinar sencillo de Guillermo Heredia, error del propio Berg ante rolata de Rusney Castillo, sacrificio de Torriente que adelantó a los corredores y sencillo impulsor de Yulieski Gourriel. Berg se fue a las duchas y vino como apagafuegos Bobby Wahl, encargado de sepultar las esperanzas cubanas con un hermético trabajo hasta el out veintisiete.

Cuba quedó por debajo en las expectativas ante un equipo de peloteros universitarios que dista mucho de las exigencias que supondrá el venidero Clásico. 

Sabemos que aún queda tiempo por delante, pero está claro -una vez más- que topes como el reciente con Nicaragua nos dejan con una lectura equívoca sobre nuestras verdaderas potencialidades.

No hay que renunciar a cualquier oportunidad de fogueo extrafronteras, es obvio, pero hagamos acto de humildad y de sentido común cuando evaluemos esos resultados.

Estamos nadando en una piscina y las aguas abiertas, que necesariamente tendremos que enfrentar, son harina de otro costal. 

#Cuba #deportes #beisbol

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano