Avispas y Lobos desde la 1.15 de la tarde en el Guillermón Moncada.

viernes, noviembre 16, 2012

Japón dio primero en tope amistoso con Cuba





















Foto :Internet

El equipo de Japón se adjudicó 2 carreras por cero la primera victoria del amistoso de beisbol que sostiene con Cuba, apoyado en la armónica combinación de un pitcheo hermético, un cuadrangular en la segunda entrada del receptor Ginjiro Sumitami -octavo hombre del line-up asiático- ante un envío del abridor cubano Yadier Pedroso (perdedor del juego) y una defensa que no concedió margen alguno.

El bambinazo de Sumitani fue con las almohadillas limpias, la otra carrera -el puntillazo- se produjo en el capítulo siete por doblete del patrullero Katsuya Kakunaka (convirtió en doblete con la velocidad de sus piernas lo que parecía apenas un sencillo) y sacrificio de Sumitani que lo adelantó a tercera.

Aquí abandonó el box el relevista Leandro Martínez y entró Ismel Jiménez, movida a la que el mentor japonés respondió con la sustitución de Honda por el emergente Hirokazu Ibata, quien roleeó duro pero de frente por segunda base y José Miguel Fernández cometió error que abrió las puertas del home a Kakunaka.

Japón empleó a siete lanzadores que de conjunto limitaron el gasto ofensivo de los cubanos a solamente tres imparables, todos sencillos, el primero de los cuales llegó en la quinta entrada después de dos outs ante el relevista zurdo Katsuya Tsutsui y fue disparado por el santiaguero Alexei Bell.

Justamente en este inning los nuestros hicieron el amago más fuerte, pues a seguidas Cepeda soltó cañonazo al centro, sin embargo el mentor Koji Yamamoto llamó al rescate al derecho Takeru Imamura, quien se encargó de lograr el tercer out al dominar a Pestano en foul fly al jardín derecho.

El otro jit de Cuba los suscribió José Miguel Fernández en el novena episodio ante el cerrador Shun Yamaguchi, después de dos outs, pero todo quedó sin consecuencias porque Yulieski cedió el out veintisiete en rolata por el campo corto.

Cuba contó con buen pitcheo: Pedroso (tres y un tercio tres jits, una carrera), Leandro Martínez (dos y dos tercios, tres jits una carrera sucia), Ismel Jiménez (una entrada y un tercio) y Norberto González (un tercio).

Los japoneses llevaron al box por este orden a Kenji Otonari, Kan Ohtake, Kasuya Tsutsui, Takeru Imamura (se apuntó el éxito), Shigeru Kaga, Yudai Ohno y Shun Yamaguchi, quienes de conjunto silenciaron a nuestra artillería y repartieron ocho ponches: uno a Rusney Castillo, dos a Despaigne, dos a Bell, uno a Cepeda, uno a Pestano, uno a Arruebarruena y el último a Michel Enríquez como emergente.

La jornada vuelve a demostrar las cualidades del pitcheo japonés, la sólida defensa de su escuadra y la habilidad para sacar provecho de cualquier grieta de los adversarios.

En suma, se ratifica el excelente nivel de ese beisbol que no por gusto tiene en sus vitrinas los trofeos de las dos primeras versiones del torneo que se avecina y de otra parte saca a la luz nuevamente las carencias de nuestros bateadores ante el oficio de ese pitcheo.

El segundo y último juego de la serie amistosa tendrá lugar el domingo en el Sapporo Dome.