Revelaciones después de una hazaña.


Por José Raúl Castillo Argüelles.
Foto: José L. Anaya.

A su regreso a Cuba luego de intervenir en el Campeonato Mundial de Ajedrez para Ciegos y Débiles Visuales celebrado en la ciudad de Goa, oeste de la India, en el que conquistó el sub-título universal con acumulado de 7 puntos de 9 posibles, el maestro FIDE santiaguero Carlos Larduet sostuvo su primer intercambio con la prensa especializada.

En el citado diálogo confirmó las razones del optimismo que lo acompañó desde el principio: ¨por mis resultados en otros torneos y lo que conocía de los contrarios, sabía que podía lograr una medalla¨, afirmó el trebejista.

El evento, ganado por el ruso Vladimir Berlinsky, con apenas media unidad más que el cubano, reunió a un total de 73 competidores en representación de 31 países y constituyó un exigente reto; así lo confirmó el indómito : ¨el torneo fue muy fuerte, los rusos eran favoritos y aunque empecé un poco inestable, luego gané confianza y todo me fue mejor¨, sentenció el criollo.

La actuación, del también titular de la Copa del Mundo del 2000 y sub-titular panamericano, le aseguró integrar el equipo de la IBCA (siglas en inglés de la federación de ajedrez para ciegos) en la Olimpiada mundial del 2008, en la ciudad alemana de Dresde.

No podían faltar en sus primeras declaraciones en suelo patrio las palabras de agradecimiento a quienes le ayudaron a cristalizar esta hazaña, entre ellos la dirección de este deporte en el país, la Asociación Nacional de Ciegos y Débiles Visuales (ANCI) y de modo especial al Gran Maestro Walter Arencibia, quien lo asistió en varias sesiones de entrenamiento.

El otro representante cubano, el titular panamericano del 2005, Norlis Yera, totalizó 5 unidades y finalizó ubicado en el puesto número veinticinco.


Fuente: www.jit.cu



Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago de Cuba líder absoluto en hexagonal final del fútbol cubano

Diablos Rojos vs Tiburones, súper sábado en el Antonio Maceo

Discóbola santiaguera Yaimé Pérez oro y record en Barranquilla