Campeón y retador, estadísticas de post-temporada.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

Este miércoles a las ocho de la noche comenzará la gran final de la 47 Serie Nacional de Beisbol con el juego inicial del play-off -de siete a ganar cuatro- entre el actual campeon nacional, Santiago de Cuba y su retador, Pinar del Río; choque que tendrá como escenario el terreno de los primeros, el estadio Guillermón Moncada, por haber ganado un mayor número de encuentros a lo largo de la fase clasificatoria.

A las puertas de este apasionante convite quiero poner al alcance de mis lectores algunos elementos estadísticos que reflejan el desempeño de ambos equipos en la crucial fase de post-temporada, es decir, sumando las actuaciones en cuartos de final y semifinal; de modo que puedan evaluar los potenciales que engloban sus respectivas nóminas y dispongan de argumentos numéricos que les permitan ¨sazonar¨ las infaltables tertulias beisboleras, previas a la esperada voz de play ball.

Ante todo, les recuerdo que Santiago de Cuba despachó en sólo tres juegos a Las Tunas en cuartos de final y luego venció 4-2 en semifinales al batallador equipo de Villa Clara, para convertirse en el primer clasificado para la final.

Pinar del Río, por su parte, protagonizó una gran sorpresa al eliminar -en apenas tres juegos- al archifavorito Industriales y más tarde se impuso, de modo espectacular, frente a Sancti Spíritus por 4 victorias a 3; con un peleado juego final que perdurará en la memoria de la afición cubana.

Bateo.-

Santiago de Cuba tiene astronómico promedio colectivo de 397 con 105 carreras anotadas, 100 impulsadas, 12 dobles, 1 triple, 16 jonrones y slugging de 616.

Desde el punto de vista individua el enmascarado y capitán del equipo de las Avispas, Rolando Meriño -foto-, ha liderado a sus compañeros con poderoso ataque que le ha permitido fletar 17 carreras y ostentar promedio de bateo de 564. También se han destacado como impulsores Reutilio Hurtado con 14 (average de 360), Luís M. Nava con 12 (486), Ronnier Mustelier con 11 (308), Héctor Olivera 10 (457) y Pedro Poll 10 (323).

La producción de jonrones la encabezan Mustelier (3), Meriño (2), José Julio (2) y Alexei Bell (2).

Pinar del Río, por su parte, presenta media colectiva alta, pero más discreta: 310. Ha anotado 104 carreras, ha impulsado 64, ha pegado 15 dobles, 1 triple, 19 jonrones y su slugging es de 531.

Sus principales impulsores son Donald Duarte con 13 (average de 379), Yosvani Peraza 9 (423), Tomás Valido 9 (379) y Norlis Concepción 7.

Tomás Valido con 5 bambinazos encabeza ese departamento en el conjunto y le siguen Yosvani Peraza con 4 y Norlis Concepción con 3.

Ambos, como lo prueban estos datos, son respetables con el madero, pero -sin dudas- Santiago de Cuba saca ventaja en este renglón.

Pitcheo.-

Los lanzadores pinareños han sido mucho más efectivos que sus pares santiagueros, como lo demuestra su p.c.l. colectivo de 4.24, muy inferior a las 6.32 del equipo rival.

Otros índices en este importante departamento son estos: Pinar ha permitido 41 carreras limpias en 87 entradas, Santiago 52 en 74; al staff pinareño le batean para 263, al de los indómitos 334; los serpentineros del conjunto occidental han sido castigados con 13 dobles, 2 triples y 7 jonrones, mientras que los orientales han admitido 23 dobles, 1 triple y 12 jonrones.

Los Tabaqueros se apoyan en dos pilares que sobresalen sobre el resto de sus compañeros; son ellos Yunieski Maya (3 ganados y efectividad de 2.74) y Pedro Luís Lazo (2 ganados y 3.13). La expulsión de Lazo en juego precedente pone en desventaja inicial a los retadores. Los otros ganadores en la post-temporada fueron Rogelio García (hijo) (8.22) y Reinier Casanova (0.00 en apenas una entrada y un tercio).

Las Avispas tienen como su principal carta a Norge Luís Vera (3 ganados y 2.74). Otros de sus tiradores de cabecera han mermado sustantivamente su rendimiento, tales los casos de Ormari Romero (16.20) y Osmel Cintra (24.30). Podrían citarse como casos esperanzadores, a partir de sus últimas apariciones, a Alberto Bicet (1 ganado y 5.25 de efectividad), Yaumier Sánchez con p.c.l. de 2.25 y a Reinier Roibal, que hizo formidable relevo que aseguró el pase a finales de los indómitos.

Lo visto en la etapa más reciente lleva a la lógica inferencia de que, en este apartado, Pinar del Río tiene -en estos momentos- mejores atributos. En plenitud de forma, el cuerpo monticular indómito sería, sin dudas, mucho más profundo que el de sus oponentes.-

Defensa.-

Aquí puede encontrarse la mayor paridad entre ambos seleccionados en el segmento analizado: Pinar del Río exhibe media colectiva de 981 con 7 errores en 378 lances; en tanto Santiago de Cuba promedia 979, ha cometido también 7 errores, pero en menor número de lances, 329. La defensa de los visitantes ha realizado 9 jugadas de doble matanza y la de los locales un total de 12.

Por último, podríamos decir, en términos generales, que Pinar del Río viene de la feroz lucha librada en la Zona Occidental, en la que bateo y pitcheo mostraron un mayor equilibrio; mientras que Santiago de Cuba emergió de la Zona Oriental, caracterizada por un marcado predominio de los bateadores.

Los dos son equipos de gran linaje en nuestos campeonatos nacionales y ya se han visto las caras, más de una vez, en la discusión del título.

La batalla está por comenzar y todos nos disponemos a seguirla, paso a paso, en la seguridad de que será pródiga en grandes emociones.



Comentarios

Vanessa Ricart ha dicho que…
Bueno, cuanta falta hace que cuba participe de nuevo en la serie del caribe, esperemos que Cuba regrese, que los lazos se estrechen nuevamente.

Hay que apmitir que ustedes son super buenos, y era muy dificil vencerlos ya qu3e eran los reyes de ese tiempo,,,,Que regrese Cuba!!!

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)