Santiago: el reinado continúa.

Por José R. Castillo Argüelles.
Foto: José L. Anaya.

El equipo de Santiago de Cuba remató con excelencia una extraordinaria temporada y se proclamó campeón de la 47 Serie Nacional de Beisbol al vencer por cuarta ocasión consecutiva al conjunto de Pinar del Río; esta vez en el juego más reñido de la finalísima, concluido con estrecho margen de 2 carreras por 1.

Se trató del octavo título logrado por el formidable equipo a lo largo de su historia. Al mismo tiempo es el segundo en forma consecutiva y tercero en los últimos cuatro años que logran bajo la tutela del mentor Antonio Pacheco, su más reciente timonel.

Tal como se había anunciado previamente abrieron el juego Yunieski Maya, por los Tabaqueros y el veterano Ormari Romero, por las Avispas.

Los primeros en anotar fueron los indómitos cuando, en la parte alta de la tercera entrada, el intranquilo primer bate de los indómitos, Ronnier Mustelier, rechazó con fuerza una pelota lanzada por Maya y la sacó por encima de las bardas del jardín izquierdo.

Pinar negoció rápidamente el empate en la conclusión de esa propia entrada al combinar boleto a David Castillo -después de dos outs (tras jit y doble matanza)-, bateando Rafael Valdés se produjo wild y Castillo se desplazó a segunda; a la postre el bateador en turno recibió boleto. Donal Duarte disparó jit al derecho e impulsó el empate.

Santiago de Cuba estaba determinado buscar la victoria que necesitaba para retener el cetro y por ello su timonel no quiso correr más riesgos con Romero, que no ha tenido su mejor año y llamó al rescate para abrir el cuarto capítulo al jóven palmero Reinier Roibal, quien no lo hizo quedar mal y se enfrascó en un admirable duelo con el pinareño Maya.

Fue en la apertura del octavo cuando se produjo la anotación decisiva: después de retirar a Mustelier el foul fly al receptor, Maya propinó pelotazo a Luís Miguel Nava y el alto mando de los pativerdes, tomando en cuenta que Maya había llegado a 107 lanzamientos, optó por traer a su mejor carta de triunfo, el internacional Pedro Luís Lazo.Olivera cedió el segundo out de tropedero a segunda (forzado). Meriño (Olivera robó segunda) recibió boleto intencional y Alexei bell se encargó de remolcar a Olivera con sencillo al jardín izquierdo.

Los vueltabajeros iniciaron el noveno capítulo con jit de Luís Enrique Gavilán y Pacheco no lo pensó dos veces y llamó para preservar la ventaja al estelar Norge Luís Vera, que se encargó de sacar los tres outs en forma sucesiva y desató la celebración de los santiagueros en medio del diamante del estadio Capitán San Luís.

El juego lo ganó Reinier Roibal (9-3) y lo perdió Yunieski Maya (9-9). Salvamento para Norge Luís Vera.

Memorable actuación la protagonizada por el combativo equipo que ahora recibirá, en el retorno a su terruño, las efusivas muestras de admiración y de cariño que merecen.

Ello llevaron, de nuevo, al pedestal más alto al beisbol santiaguero y su pueblo les tributará, como espontánea recompensa, el más cálido homenaje.

! Vivan los campeones ¡




Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)