Mi visita a la reina, sin protocolo.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

Aún impactado por las resonancias del triunfo alcanzado recientemente en Holguín por la WGM Maritza Arribas Robaina al conquistar su noveno título nacional en el torneo femenino de la disciplina, recibí la buena nueva, a través del amigo Manuel Ambrúster, de la breve estancia en su natal Santiago de Cuba de la gran campeona, embajadora ante el mundo, por derecho propio, del deporte cubano y en particular del ajedrez en este territorio oriental.

La casa de sus padres, lugar donde se alojó durante su corta escala en esta caribeña urbe, fue el destino de nuestros apresurados pasos al encuentro de la célebre jugadora.

Tan pronto se abrió la puerta de la humilde vivienda una oleada de cálida hospitalidad vino a nuestro encuentro: el padre de la jugadora nos saluda afectuosamente y nos invita a pasar, al tiempo que se disculpa por tener que salir en esos precisos momentos; la madre hace con premura y devoción la veces de anfitriona, al tiempo que Maritza y su entrenadora la WIM Roquelina Fandiño (campeona nacional en 1993) interrumpen sus meditaciones ante el ordenador portátil y se disponen a atender al inesperado visitante.

En pocos minutos todo se alista para el diálogo profesional gracias a la franca disposición de la campeona, que destaca por su extrema sencillez y deferencia hacia la prensa.

Periodista: Maritza, quiero comenzar por lo más reciente. ¿Cómo evalúas tu desempeño en este último campeonato nacional y qué me puedes comentar sobre tus rivales?

Maritza: Bueno yo me sentí muy contenta con el resultado en el certamen. Jugué buenas partidas y sobre todo, las luché todas hasta el final. En cuanto a las rivales, debo decir que en su mayoría son chicas jóvenes y muy luchadoras ante las cuales no puedes descuidarte.

Periodista: ¿Cómo calificas el estado actual del ajedrez femenino cubano?

Maritza: Va en ascenso. Hay muchas jugadoras jóvenes, como te dije anteriormente, que dan batalla. De hecho en la reciente Olimpiada Mundial en Alemania integraron el equipo dos exponentes de esa nueva hornada, como fueron los casos de la santiaguera Oleinys Linares y la pinareña Lisandra Ordaz y realmente lo hicieron muy bien. Yo pienso que vamos subiendo.

Periodista: A propósito, quisiera un comentario sobre tu reciente paso por el Mundial y la Olimpiada.

Maritza: En el Mundial en Moscú no me fue muy bien, me tocó una jugadora húngara muy fuerte; en la primera partida jugué con negras y había logrado emparejar la situación, pero tuve un ligero error y entonces ella lo aprovechó muy bien y ganó la partida. La segunda partida, con piezas blancas, no puede ir más allá de unas tablas y quedé eliminada.

En la Olimpiada, en Alemania, me fue un poco mejor. Me gustó más como lo hice. Jugué buenas partidas y aunque en la última ronda no pude ganar, pese a tener alguna ventaja, estoy contenta con el resultado.

Periodista: Ahora quiero irme a los inicios ¿Fecha de nacimiento?

Maritza: 2 de julio de 1981.

Periodista: ¿A qué edad comenzaste la práctica del ajedrez?

Maritza: Alrededor de los once años, entre los diez y los once años.

Periodista: ¿Cómo fue el comienzo?

Maritza: Yo aprendí en el barrio con algunos vecinos. Ellos me ganaban y a mi no me gustaba perder. Por eso me inscribí en la Academia para ver si podía vencerlos. Al poco tiempo asistí a una competencia pioneril y así, poco a poco, fui apegándome cada vez más al ajedrez.

Periodista: Recientemente hemos sido testigos de tu novena coronación como reina del ajedrez nacional, del formidable desempeño de Oleinys Linares-medallista de plata como cuarto tablero en la Olimpiada de Alemania- y el tercer lugar conquistado por Lelys Martínez en el Campeonato Nacional, rama varonil, resultado acompañado por la norma de GM que consiguió-segunda en su haber-. ¿Está el ajedrez santiaguero en su mejor momento?

Maritza: Estamos en alza y yo pienso que muy bien representados. Espero que los jugadores podamos contar con un respaldo a la altura de nuestros resultados.

Periodista: ¿Cuáles ha sido tus principales adversarias nacional e internacionalmente?

Maritza: Bueno desde el punto de vista nacional muchas jugadoras me han brindado recias batallas en el tablero y no podría escoger un nombre. Internacionalmente he tenido oportunidad de enfrentar a un sinnúmero de jugadoras de gran aval, que siempre han significado un reto para mis capacidades ajedrecísticas

Periodista: ¿Qué necesitaría el ajedrez femenino cubano para mejorar aún más su nivel actual?¿Mejor formación teórica?¿Mayor número de eventos con la participación de la mujeres, tanto dentro como fuera del país?.

Maritza: Lo que importa es la competencia. Nosotras podemos estar preparadas teóricamente, pero si no logramos competir entre nosotras y con las jugadoras de la élite no nos podremos incluir en esa vanguardia. Tenemos muy pocos eventos; antes se hacían torneos femeninos y ahora no existen. Por ejemplo, se hacía el María Teresa Mora en La Habana y ahora ya no existe. Hemos perdido muchos torneos .Hoy por hoy, algunos torneos incluyen a alguna mujer, pero no al equipo completo.

Periodista: Quisiera que mencionaras a las tres jugadoras que a tu juicio representan lo mejor del ajedrez femenino a lo largo de la historia.

Maritza: Para mi la mejor de todas es la húngara Judith Polgar y las otras dos serían la georgiana Maya Chiburdanitze y la sueca Pía Cramling.

Periodista: Te has convertido en referente para muchas jugadoras que se inician en esta exigente disciplina. ¿Qué podrías recomendarles para que logren avances?

Maritza: Al ajedrez hay que dedicarle tiempo completo, sobre todo eso…y jugar todo lo que se pueda. Esas serían mis recomendaciones.

Periodista: ¿Cómo ves el ajedrez femenino en Latinoamérica y el lugar de Cuba en ese ámbito?

Maritza: Cuba es una de la mayores potencias Yo pienso que en Latinoamérica estamos a la cabeza. Tenemos cinco Grandes Maestras y casi siempre en la mayoría de los torneos dominamos nosotras. Hay que ver si podemos mantener eso. Desde el punto de vista individual merecen destaque las WGM de Argentina Carolina Luján y Claudia Amura, por sólo citar dos.

Periodista: ¿Cómo está tu ELO y qué perspectivas tienes para cuando salga el próximo listado?

Maritza: Actualmente tengo 2303 y ocupo el tercer lugar entre mujeres nacionalmente; sin embargo en el reciente campeonato nacional me fue muy bien y gané como 30 puntos, a los cuales podrían sumarse algunos que tal vez gané en las Olimpiadas de Alemania.

Periodista: ¿Cuáles son los planes inmediatos que tienes?

Maritza: Participar en el venidero Torneo Zonal, para el cual ya estoy clasificada. Está por verse la fecha y el lugar de este certamen que será clasificatorio para el próximo mundial. Según las informaciones previas, el evento podría efectuarse entre febrero y marzo, aproximadamente. A más largo plazo mi foco de atención está en la nueva edición del Capablanca, en mayo.

Periodista: Unas palabras para el pueblo santiaguero

Maritza: Quiero darle las gracias a la afición santiaguera por respaldarnos y le pedimos que nos sigan apoyando, todo cuanto puedan.

Periodista: Gracias, Maritza.

Así concluye mi visita a la santiaguera Maritza Arribas Robaina; sin dudas, la mejor ajedrecista cubana de todos los tiempos.

Ella, no quiere descuidar el trono, más no confía en guardia palaciega alguna; sino en su absoluta entrega a los entrenamientos; así lo evidencia la foto que ilustra este trabajo, en la que junto a su actual entrenadora la MI Roquelina Fandiño estudia sobre el tablero una y mil variantes que ayuden a descifrar los cauces de la victoria.

Fue la escena que encontramos al llegar y la escena que dejamos al partir, tras ser recibidos -sin protocolo alguno- por la refulgente reina.

Como botón de muestra de su singular trayectoria aquí, les dejo una síntesis de su extraordinario palmarés:

Eventos pioneriles y escolares: Medalla de oro en la categoría 11-12 años 1982, oro en 13-14 años 1983, oro en 13-14 años en 1984, oro en 15-16 años en 1985. Fue segundo lugar en 1987, año en que se impuso su actual entrenadora, la MI cienfueguera Roquelina Fandiño.

Campeonatos Nacionales Juveniles: oro en 1986 en Colón, Matanzas; oro en 1988 en Colón, Matanzas; oro en 1989 en Manuel Tames, Guantánamo; oro en 1990 en Morón, Ciego de Ávila; oro en 1991 en Jiguaní, Granma.

Campeonatos Nacionales de mayores: oro en 1992, 1997, 2001, 2002, 2003, 2004, 2007, 2008 y 2009.

Campeonatos Mundiales Juveniles
: Vilnius 1987, Chile 1990, Australia 1998 y Tunja 1991 (cuarto lugar).


Campeonatos Mundiales (absolutos): Nueva Delhi 2000, Moscú 2002, Kalmikia 2004, Ekaterimburgo 2006, Nalchik 2008.

Olimpiadas Mundiales: Novi-Sad 1990 (jugadora suplente), Salónica 1988 (suplente), Moscú 1994 (segundo tablero), Ereván 1996 (primer tablero), Elista (Kalmikia) 1998 (tercer tablero), Estambul 2000 (primer tablero), Bled (Eslovenia) 2002 (primer tablero), Calviá (España) 2004 (primer tablero), Turín (Italia) 2006 (suplente), Dresde (Alemania) 2008 (primer tablero).

Es la única jugadora que ha ganado cinco zonales centroamericanos (de forma consecutiva, además): Guatemala 1997, Venezuela 2000, Barbados 2002, Guayaquil 2005 y Santo Domingo 2007.







Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)