Cuba, contundente acreditación en el Foro Sol.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

La selección cubana de beisbol validó sus serias aspiraciones de luchar por el título del II Clásico Mundial al propinar demoledor fuera de combate a la representación de México en juego que tuvo por escenario el estadio Foro Sol del Distrito Federal y que finalizó, en apenas siete entradas, con desproporcionada pizarra de 17 carreras por 4.

El categórico triunfo cubano le aseguró el primer lugar del Grupo B – en calidad de invicto- y ahora los antillanos rivalizarán el próximo domingo con el equipo de Japón, segundo lugar del Grupo A, en la segunda ronda que tendrá por sede el estadio Petco Park de San Diego, California.

Ofensiva de 17 jits, entre ellos bambinazos de Yulieski Gourriel, Ariel Pestano y Fréderich Cepeda; un triple de Yoenis Céspedes y dobletes de Michel Enríquez y Yulieski Gourriel sazonaron el triunfo cubano que fue propiciado, además, por labor combinada de un cuerpo de serpentineros que fue capaz de limitar el gasto ofensivo del equipo local a solamente cinco imparables, aunque tres de ellos fueron cuadrangulares.

A pesar de que por el box desfilaron seis lanzadores cubanos, como ya expresamos, estos en sentido general cumplieron su parte de modo eficiente y fueron también piedra angular en el éxito; ello puede comprenderse si tomamos en cuenta que los aztecas llegaron al encuentro con el aval del más alto promedio colectivo de bateo (383), entre todos los equipos concursantes y venían, adicionalmente, calificados por el bateo de fuerza al sumar la mayor cantidad de jonrones con un total de 9.

De modo similar, los antecedentes estadísticos fueron corroborados en la escena en virtud del furioso castigo recibido por los pitchers mexicanos, ya que la debilidad de su cuerpo monticular era notoria al ocupar precedentemente la última casilla en efectividad con elevadísimo 7, 43; es decir casi 8 carreras permitidas por juego.

El mentor Higinio Vélez: abrió sorpresivamente con el granmense Ciro Silvino Licea (había sido anunciado con anticipación Yunieski Maya), pero éste tuvo que ser reemplazado tempranamente al dar muestras de descontrol. Solamente trabajó una entrada y un tercio, permitió un jit, propinó un ponche y regaló par de boletos).

En su rescate fue llamado el holguinero Luís Miguel Rodríguez- en noche infausta-; quien consiguió sacar dos outs en la segunda entrada, pero al siguiente inning tuvo que irse a las duchas luego de permitir jonrones sucesivos de Sandoval y Robles.

Subió al box el zurdo habanero Yulieski González, a la postre ganador, y logró caminar dos entradas en las cuales admitió un jit, una carrera limpia, propinó tres ponches y regaló dos transferencias.

Le tocó el turno entonces al pinareño Yunieski Maya, quien se desempeñó en otras dos entradas en las que le conectaron un solo jit –jonrón de Karim García-, para saldo de una carrera, dos ponches y un boleto.

Miguel Lahera se convirtió en el cuarto lanzador cubano de la noche, mas su presencia fue efímera: dos tercios de inning y par de bases por bolas.

El estelar apagafuegos villaclareño Yolexis Ulacia se encargó del último out, al retirar por la vía del ponche al bateador que enfrentó.

La derrota fue al expediente del primer relevista mexicano, Francisco Campos. Abrió el choque el derecho Pablo Ortega-había sido anunciado Oliver Perez- y trabajaron además, Francisco Campos, Rafael Díaz, David Cortés, David Reyes y Luís Ayala.

Ahora en la segunda ronda, programada para San Diego a partir del próximo domingo 15, se verán las caras Cuba-Japón y Sud Corea-México.

Un día antes, mañana sábado 14, arrancará el otro grupo en Miami con los duelos entre Holanda-Venezuela (1:00 PM ET) y Estados Unidos-Puerto Rico (8: PM ET).










Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria