El que a hierro mata…

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

El pitcheo villaclareño resultó insuficiente para contener la furia ofensiva de los bateadores santiagueros y el equipo campeón nacional le añadió dramatismo a la serie play-off de cuartos de final al empatar el cotejo y obligar al séptimo y último juego de la porfía, que tendrá lugar esta noche en el mismo escenario: el estadio Guillermón Moncada.

Categórico fuera de combate en siete entradas con pizarra de 13 carreras por 2 fue el pago con la misma moneda efectuado por las Avispas a sus archirrivales de la Zona Oriental en medio de la estruendosa celebración de los parciales rojinegros, eufóricos por el despertar de la artillería de grueso calibre de la tropa que comanda el mítico Antonio Pacheco.

Un total de diez hits, entre ellos cuatro bambinazos repartidos entre Joaquín Carbonell, Héctor Olivera, Pedro Poll y Rolando Meriño, dieron la aplastante ventaja que inclinó la balanza hacia el bando local, que a su vez contó con aceptable pitcheo del estelar Danny Betancourt (9-7) a lo largo de cinco entradas con cuatro hits permitidos, dos carreras limpias, cinco ponches e igual número de boletos y cierre de Reinier Roibal que comprendió dos entradas, par de indiscutibles, sin carreras y con un ponche propinado.

Precisamente, la ventaja de que gozó Betancourt le permitió sortear con poca presión los continuos amagos de los anaranjados, quienes entre hits y boletos llevaron a circulación a un total de nueve corredores frente a él.

Era lo que, a nuestro juicio, se necesitaba para contrarrestar la adversa situación enfrentada por el conjunto santiaguero: que su poder de ataque saliera del letargo y le concediera ventaja al trabajo de su cuerpo de serpentineros. Si el juego hubiera llegado al sexto episodio con un marcador cerrado las complicaciones que sobrevinieron tal vez habría tenido otras consecuencias.

Rolando Meriño con tres cohetes en tres turnos, incluido el cuadrangular, y cinco carreras impulsadas y Pedro Poll, quien bateó de 4-3 –estacazo incluido- y cuatro remolcadas fueron los artilleros más efectivos por las Avispas.

La derrota la cargó el abridor Alaín Sánchez (7-3), obligado a bailar con la más fea esta vez. En dos entradas le pegaron tres indiscutibles y le hicieron tres anotaciones limpias, además regaló par de boletos.

Tras él desfilaron por el box Yasmani Hernández (dos limpias), Robelio Carrillo (dos limpias), Diosdani Castillo (seis limpias) y Yasmani Junquera, este último el único que no permitió carreras.

Los anaranjados exhibieron una pobre defensa que acumuló cuatro errores.

Ahora la serie está igualada a tres victorias por bando y esta noche se efectuará el choque decisivo para el que han sido anunciados Freddy Asiel Álvarez por los visitantes y Norge Luís Vera por los de casa.









Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)