Jaque perpetuo a la hipocresía.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

Este lunes 1 de junio tendrá lugar la celebración del Día Internacional de la Infancia y en nuestro país los niños vivirán una jornada memorable marcada por un sinnúmero de actividades que pondrán de relieve la prioridad que le concede nuestro Estado a la niñez; desvelo permanente que no se circunscribe a una fecha simbólica y que se materializa en términos absolutos, sin atender a credos, posición social u origen de los padres.

Resulta edificante establecer contrastes entre nuestra realidad, desde el Cabo San Antonio hasta la Punta de Maisí - sin dejar a un lado el resto del archipiélago cubano- y lo que ocurre a diario en las sociedades capitalistas, que pregonan a toda fanfarria las ¨excelencias¨ de su modelo social.

Aquí, en esta mil y una veces calumniada Cuba, nadie podrá encontrar -a pesar de nuestra condición de país pobre y bloqueado- a un solo niño desamparado o que no goce de la plenitud de sus sagrados derechos a la vida, a la salud, al desarrollo físico e intelectual, a la educación y a todo tipo de oportunidades para desarrollarse como hombres virtuosos y útiles a su Patria y a la humanidad toda, merced a la forja de una temprana conciencia solidaria y altruista, que tanto le debe a nuestros padres fundadores.

Nadie, absolutamente nadie, podrá documentar casos de explotación infantil; ni encontrar niños abandonados a su suerte y en consecuencia convertidos en prematuras víctimas de enfermedades curables; ni flagelados por la prostitución, la desnutrición, la inseguridad alimentaria, el tráfico de menores, la pornografía infantil y otros males que menudean en la sociedad capitalista, para vergüenza y estigma del género humano.

En Cuba el amparo a la infancia comienza tempranamente desde los programas de atención pre-natal a las embarazadas y no finaliza sino hasta que estos niños se convierten en seres adultos y se integran como seres humanos plenos, a la urdimbre social.

Así lo consagran nuestras leyes y lo materializa minuto a minuto la permanente voluntad política de nuestro Estado.

Menuda hoja de parra la de aquellos que hacen loas al capitalismo olvidando el desgarrador espectáculo de la indigencia que padecen millones de personas en el planeta, una gran parte de ellos niños, como fruto macabro del egoísmo que engendran esas sociedades de consumo.


Como ilustra la foto que acompaña este artículo (un grupo de niños recibiendo clases de ajedrez en la Academia Municipal José Raúl Capablanca de Santiago de Cuba), entre los tantos derechos conquistados para siempre por la Revolución, está el deporte.

En línea con los principios que rigen nuestro proyecto social la práctica de actividades deportivas está al alcance de todos los niños en este país- discapacitados incluidos- y es justamente esa proyección la que garantiza, en renuevo constante, el semillero de donde surgen los talentos que posteriormente cosechan lauros y gloria en la arena internacional.

Vale significar, no obstante, que el acento no radica exclusivamente en la misión de formar campeones, sino en contribuir mediante la ejercitación atlética a la formación integral del hombre que necesitamos.

Esas son, en síntesis, razones poderosas para que esta jornada se vea orlada entre nosotros por los ribetes de la autenticidad y es tal vez el instante propicio para hacer un alto en el camino y admirar las transformaciones que en esa materia hemos logrado, pero es , sobre todo-además de fuente de legítimo orgullo- un momento de compromiso para defender y perfeccionar a toda costa la grandeza de esta obra, forjada a golpes de sacrificio, y alcanzada a contrapelo de la más cruel hostilidad del Imperio, que no ha tenido reparos en incluir a los niños en el mortífero cerco que ha tendido a Cuba, por décadas.

Sirva pues esta fecha luminosa, dedicada a la infancia en todo el mundo, para poner en jaque perpetuo a aquellos que, hipócritamente, hacen poses de ocasión y olvidan la cruda realidad que los circunda en los supuestos paraísos terrenales creados por el capitalismo.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria