Santiago no pudo festejar, Matanzas emparejó la final.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

Un juego de altibajos, que comenzó ganando el equipo de Santiago de Cuba y que finalizó con victoria para Matanzas, dejó congelada la celebración del ascenso al trono nacional del beisbol -categoría juvenil- para este lunes, fecha del tercer y último encuentro del play-off final de tres choques a ganar dos, que disputan ambos aspirantes.

El triunfo yumurino cristalizó por estrecho margen de 5 carreras por 4 y fue posible gracias a una encomiable faena del abridor Kéniel Licea, quien se mantuvo en el box hasta el noveno capítulo, entrada en la que le pegaron par de hits y tuvo que ceder el box-por llegar a la cifra permitida de 100 lanzamientos- al relevista Wilber Hernández. Licea dejó ventaja de 5 anotaciones por 3 y por ello se acreditó la importante victoria que mantiene vivas las aspiraciones de su equipo.

Por Santiago abrió el diestro Alejandro Bicet y aunque tuvo constantes complicaciones al colocarse por debajo en el conteo frente a muchos bateadores, logró caminar seis entradas completas. El palmero abandonó la lomita cuando su equipo iba delante tres carreras por dos. Sin embargo, el pitcheo de relevo falló y los visitantes pisaron la goma tres veces más frente a los envíos de los zurdos Núñez y Valentín.

La escena ha quedado lista para el encuentro decisivo a partir de las diez de la mañana de este lunes en el estadio Guillermón Moncada de esta ciudad heroica.

Gane quien gane tendemos un nuevo monarca nacional en el beisbol juvenil porque los titulares vigentes de Ciudad Habana no pudieron ir más allá de semifinales, al caer eliminados por Santiago de Cuba.








Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria