Beisbol cubano, Santiago comienza el 2010 con desafiante gira.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles

El equipo de Santiago de Cuba jugará durante casi todo este mes de enero en territorio de sus adversarios, gira que comenzará mañana por el estadio Cándido González de Camagüey y que proseguirá en el Julio Antonio Mella de las Tunas, el Capitán San Luís de Pinar del Rio y el Nelson Fernández de La Habana y no será sino, después de vencidos estos retos, que el día 21 del presente mes volverá a su acogedor Guillermón Moncada para enfrentar en sub-series consecutivas a Villa Clara y Ciego de Ávila.

A todas luces este segmento será exigente para las Avispas, no sólo por el hecho de jugar fuera de casa, lo que generalmente supone una desventaja- el periplo de inicios de temporada recordarán que no les fue del todo favorable, sobre todo en la región central donde cayó 1-2 ante Ciego de Ávila y Villa Clara, respectivamente- sino porque, salvo Camagüey, los demás equipos están metidos de lleno en la lucha por la clasificación para la post-temporada y por lo tanto darán recia batalla para no descender en la tabla de posiciones.

No obstante, Santiago de Cuba es un plantel de accionar muy parejo y proverbial combatividad y no se arredra en suelo ajeno, como lo prueba categóricamente el hecho de que su promedio de ganados y perdidos en su patio es de 655 (29 juegos efectuados: 19 ganados y 10 perdidos); mientras que como visitador su average es solamente un poco inferior, 611 (18 juegos disputados: 11 ganados y 7 perdidos). Es decir ha jugado siempre por encima de 500, tenga o no el público a su favor.

Aparentemente el comienzo con Camagüey parece un manjar, si tomamos en cuenta la ubicación de este último equipo, tercer conjunto con mayor número de derrotas en el campeonato (30), sólo superior a lo acumulado en este negativo renglón por Isla de la Juventud (34) y Metropolitanos (36). Más no sólo eso, los guarismos de bateo (CAM-271 / SCU 315) y pitcheo (CMG-5,65 / SCU-4.38) resultan favorables a los indómitos, en tanto en la defensa ambos comparten idéntico promedio de 970.

Aún así, no hay que perder de vista que frente al laureado plantel de Antonio Pacheco, todos sacan a relucir sus mejores armas y por lo tanto no se debe de bajar la presión ante los tinajoneros para que la sub-serie, que debe de reportar buenos dividendos, no resulte en un magro resultado, a la postre lamentable. Hay que tomar nota también del hecho de que las huestes de Ulacia luchan con mejor suerte en su guarida (455 de promedio como home club y apenas 250 en la carretera).

Por estos mismos días Guantánamo chocará con estos mismos equipos -en otro orden-, por lo tanto; si se quiere rebajar esa sólida ventaja que hoy ostentan los guantanameros (seis juegos) no se puede patinar frente a los más débiles No por el hecho de que la actual ubicación de los pupilos de Pacheco deje de ser sólida en sus empeños de clasificación; sino para tratar de conseguir la primera casilla de su grupo, que hoy está en poder de los iracundos Indios del Guaso.

Un vistazo al comportamiento de los serpentineros abridores de Camagüey nos lleva a pensar que Fidel Romero (3-4 / 3,92) debe de ser una de las cartas empleadas por los anfitriones, rol que también podría encarar Yankiel Flores (2-2 / 3.38), y el tercer hombre con esta misión podría estar entre Yunier Germán (1-5 / 5,61) y el más reconocido –a pesar de su pobre desempeño actual- Vicyohandri Odelín (2-6 / 7,09). Al menos es lo deducible tras revisar los rendimientos individuales en la temporada.

Ninguno de los cuatro pudo hacerse justicia en la sub-serie inicial del campeonato jugada entre ambos planteles en el Guillermón Moncada, que se adjudicaron los indómitos por barrida, incluyendo par de fulminante triunfos por la vía rápida.

Odelín apenas sacó un out en el primer juego y cargó con ocho carreras limpias y el fracaso, Yusnei Saborit abrió el segundo juego –posteriormente ha sido utilizado sobre todo como relevista- y sólo pudo mantenerse una entrada en la que le marcaron cuatro limpias al tiempo que archivó el revés y Yunier Germán inició el tercer juego y también salió por la puerta estrecha, tras sacar sólo un out y permitir cinco carreras limpias. En el caso de Yankiel Flores, relevó en el segundo juego durante seis y dos tercios de entrada y permitió tres anotaciones limpias.

Por Santiago de Cuba se apuntaron los éxitos Yaumier Sánchez, Danny Betancourt y Enrique Pérez y efectuaron buenos cierres Osmani Tamayo (en el primer juego) y el novato Yuriannis Ramos (el segundo).

Después de la estadía en Camagüey los santiagueros viajarán a Las Tunas donde jugarán cuatro veces (los tres de la sub-serie y un choque inconcluso de la sub-serie que se disputó entre ambos en el Guillermón Moncada).

Luego emprenderán un recorrido que los llevará a chocar con Pinar del Río y con los actuales campeones nacionales, los Vaqueros de Lombillo.

Para completar este breve comentario sobre los desafíos iníciales de Santiago de Cuba en este recién comenzado año 2010 les adelanto que está acercándose un compromiso muy esperado por la afición santiaguera y, seguramente por la del resto del país, el duelo ante el sorprendente Guantánamo que se dirimirá en el diamante del estadio Nguyen Van Troi los días 26, 27 y 28 de este mes de enero.

De modo que lo mejor está por llegar- la definición de los clasificados y luego los estresantes play-off- y ya la impaciencia nos toca de lleno, luego de la pausa por las festividades del fin de año.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria