Beisbol cubano, Santiago se empina contra viento y marea.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

El equipo de Santiago de Cuba, a tono con su legendaria historia de gladiador que no da tregua, sacó fuerzas de flaqueza luego de tres caídas consecutivas frente a Villa Clara y se ha colocado a un triunfo de igualar la serie de cuartos de final que disputa con los centrales, al tomar feroz desquite anoche frente a su más notorio victimario en los últimos tiempos, el derecho Freddy Asiel Álvarez (1-1), y concretar triunfo de 10 carreras por cero (K.O. en siete entradas).

Todo parecía indicar que las huestes de Eduardo Martín asestarían el golpe definitivo a las Avispas de Antonio Pacheco y ganarían el boleto hacia la semifinal oriental, según mesurado análisis de las opciones antes del encuentro: de una parte las inconsistentes actuaciones de Alberto Bicet en sus últimas salidas y de la otra la imponente presencia de Freddy Asiel Álvarez en el box.

Sin embargo, Santiago de Cuba hizo trizas estas consideraciones previas: por una parte, el corajudo Alberto Bicet lanzó tremenda pelota que se tradujo en siete argollas consecutivas y sólo cinco jits permitidos a la recia batería naranja y por la otra, la artillería rojinegra desconoció el histórico dominio de su verdugo de anteriores ocasiones y no paró hasta expulsarlo de la lomita en la quinta entrada con grueso bulto de seis carreras limpias a su expediente y siete imparables, entre ellos tres tubeyes (Castellanos, Nava y Olivera) y cuadrangular de Alexei Bell (impulsó un total de cinco carreras en el juego).

Las otras cuatro anotaciones que decretaron el fuera de combate y dejaron al campo a Villa Clara fueron a la cuenta del relevista Yasmani Junquera.

El desempeño del palmero Bicet (1-1) realmente merece encomio. A pesar de estar aquejado por molestias en su brazo de lanzar el diestro salió dispuesto a saldar la deuda acumulada con su equipo en los juegos precedentes y, después de sortear un difícil primer inning en el que le conectaron un doblete, un sencillo y además concedió una base por bolas, ejerció domino total sobre sus adversarios.

No fue sino en el séptimo capítulo que nuevamente se le enredaron las cosas al permitir tres jits y regalar una base por bolas, pero el home siguió siendo meta inalcanzable para los naranjas, gracias a una jugada de doble play intercalada que facilitó el cero.

Hoy ambos equipos con la serie 3-2 favorable a Villa Clara van rumbo al Sandino para encarar los juegos del domingo y el lunes (de ser necesario, puesto que una victoria de los naranjas pondría fin al play-off).

En espera de esta definición está ciego de Ávila, vencedor de Guantánamo y aspirante al banderín de la Zona Oriental.

En el Occidente ya los pretendientes están aguardando la voz de play-ball: La Habana, que eliminó a los Elefantes del Cienfuegos e Industriales, que dio la mayor sorpresa de la postemporada -hasta el momento- al liquidar a los Gallos espirituanos, equipo que sigue con un pesado fardo a cuestas, su decepcionante desempeño en los play-off.








Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria