Épica victoria villaclareña en la ¨catedral¨.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

Contra viento y marea el equipo de Villa Clara se colocó delante en el play off final de la 49 Serie Nacional de Beisbol que disputa con Industriales al imponerse categóricamente 6 carreras por 3 en el quinto juego de la porfía disputado en la sacrosanta ¨catedral¨ del beisbol cubano, el estadio Latinoamericano, y ahora los anaranjados se han colocado a un paso de la victoria, que podrían alcanzar martes o miércoles en el estadio Augusto César Sandino de Santa Clara.

El juego se caracterizó por un cerrado duelo de pitcheo entre los derechos Odrisamer Despaigne y Freddy Asiel Álvarez , después que un oportuno batazo de Yoandri Urgellés con Leugim Barroso en circulación por jit, en la misma primera entrada, puso delante a los azules dos anotaciones por cero.

No fue sino en el sexto episodio que los visitantes pudieron descontar una al combinar doblete de Borrero, pelotazo a Pestano, pasball y fly de sacrificio de Lunar a la banda derecha.

Empate y ventaja momentánea llegaron en la parte alta del octavo por sencillo de Yuniet Flores, boleto a Zamora (Odrisamer es reemplazado por Yohandri Portal), ponche a Borrero (Monthiet sustituye en el box a Portal), y Pestano lo recibe irrespetuosamente con doblete al central que impulsa par de carreras.

La reacción local no se hizo esperar en la parte baja de ese propio inning, iniciado con costoso error mental de Borrero en la inicial al querer sacar out sin asistencia a Malleta luego de fildear un roletazo, en lugar de pasar la pelota al lanzador.

A continuación se produjo la jugada polémica de la tarde cuando Freddy Asiel fildeó rolata de Serguey Pérez, tiró ligeramente desviado a segunda, pero con tiempo suficiente para que el intermedista tocara por la espalda a Malleta cuando este trataba de alcanzar la almohadilla, –lo tocó, sin dudas-, sin embargo el árbitro de segunda decretó quieto y entonces estalló el polvorín.

En verdad José Pérez Julien no estaba en el ángulo apropiado para apreciar el out porque al corredor lo tocaron por la espalda, pero es imperdonable que el árbitro de primera, Elber Ibarra, no estuviera en condiciones de enmendar tamaña falta, que pudo tener lamentables consecuencias.

Luego vino el capítulo del absurdo: una reunión de los árbitros en el terreno, que mantuvo firme la decisión, una enérgica protesta del mentor Eduardo Martín ante las autoridades del juego y otra gran reunión de los colegiados en privado, que generó la improcedente ilusión de que se iba a revisar el video-algo que no está establecido en estos casos- para, al cabo, concluir en una verdad de Perogrullo: las jugadas de apreciación son inapelables.

La autoridad de los árbitros quedó establecida tajantemente, no así su pericia.

No es primera vez que un ángulo desventajoso para juzgar una jugada lleva a decisiones erróneas (recuerdo el out evidente logrado por el antesalista santiaguero Maikel Castellanos en tercera base al tocar por la espalda a un corredor, que fue igualmente considerado quieto, porque el árbitro de segunda tampoco vio nada y se mantuvo vigente el absurdo veredicto).

Algo salta a la vista, la falta de articulación y apoyo entre aquellos que están llamados a establecer el reino de la justicia en el terreno de juego. Cada quien responde únicamente por su parcela y se conforma con validar la decisión de su compañero aunque esta haya sido, como lo fue, un error garrafal en un partido de extraordinario significado para los destinos de la competencia.

A duras penas las aguas volvieron a su cauce, no sin antes costar una expulsión en las filas de los Naranjas: Ramón Lunar.

La entrada prosiguió con dos hombres en circulación sin outs y a la postre concluyó con el empate por parte de los azules, en gran medida por otro error mental de Borrero, quien tras fildear una inofensiva rolata optó por el out en primera, en lugar de evitar la entrada a home del corredor de tercera.

Con el choque igualado a tres anotaciones por bando Villa Clara pudo combinar un boleto a Canto, sencillo de Yuniet, pelotazo a Zamora y sencillos consecutivos de Borrero (impulsó dos y se vindicó) y Pestano (impulsó la última) para tomar la delantera en la parte alta del noveno con un marcador que resultaría definitivo: 6 carreras por 3.

Yasmani Hernández y Yolexis Ulacia articularon sus esfuerzos para conseguir el último cero y preservaron la ventaja ganadora.

Ahora con la serie favorable a Villa Clara 3-2 las acciones se trasladarán hacia el estadio Sandino en Santa Clara, terreno donde los Leones podrían perder la melena, si no juegan al límite y destrozan los pronósticos actuales.






Comentarios

Cierto y sobrio tu comentario. LO define smuy bien: Capítulo del absurdo la decisión de los juecs actuantes,q ue dan la impresión de apegarse más a la protección entre ellos mismos que a la justicia y la racionalidad. Si las reglas no permiten enmendar un error, esas reglas NO SIRVEN y hay que enmendarlas. Las creó una comisión y son inporantes, pues a cambiarlas... Hasta cuando estos aferramientos aburdos, a quíen beneifican.... a la pelota no es.

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)