Cuba ratificó supremacía en judo por equipos.

Por José R. Castillo Argüelles.
Foto: Armando Hernández.

Después de haber dominado ampliamente el medallero en el concurso individual en ambos sexos la representación cubana que intervino en el Campeonato Panamericano de Judo efectuado en el Palacio de los Deportes Carlos “El Famoso” Hernández de la capital salvadoreña remató su desempeño con la adquisición de los títulos por equipos en ambas ramas, durante la jornada conclusiva que se disputó este domingo.

Según las informaciones disponibles las combativas discípulas del profesor Rolando Veitía doblegaron en la final al potente seleccionado de Brasil por 3-1 y las plazas segunda y tercera quedaron reservadas para México y Estados Unidos.

En el trayecto hacia la final las antillanas dejaron en el camino a los conjuntos de Estados Unidos, Guatemala y Colombia.

Por su parte los pupilos del DT Justo Noda decidieron el metal dorado ante Estados Unidos, luego de un tránsito victorioso a costa de Brasil, Puerto Rico y finalmente ante los norteamericanos. Estados Unidos quedó, pues, en la plata y el bronce lo compartieron Brasil y Puerto Rico.

En la jornada de cierre también se disputaron las katas, especialidad en que la sonrisa fue al rostro de las damas de El Salvador, mientras que en el masculino las celebraciones menudearon en las filas de la representación brasileña, pareja integrada por Luis Alberto y Rioti Uchida, quienes completaron una faena singular al elevar a siete sus doradas en estas lides desde el 2003.

En el medallero de individuales, Cuba cosechó ocho medallas en la rama femenina y otras seis en el sector varonil; desglosadas en siete de oro, cuatro de plata y 3 de bronce

A seguidas se ubicaron se ubicaron Brasil (4-5-6), México (2-2-2), Canadá (2-0-4), EE. UU. (1-3-7), El Salvador (1-2-1) y Colombia (1-0-1), Argentina (0-1-4), Venezuela (0-1-2), Puerto Rico (0-0-4), Ecuador y Perú (0-0-1).




Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria