LSB, Capitalinos y Ciego de Ávila por el trono.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

Los favoritos quintetos de Capitalinos y Ciego de Ávila ganaron el derecho a discutir la final de la XVI Liga Superior de Baloncesto, rama varonil, luego de vencer la férrea resistencia de los otros aspirantes: Guantánamo y Camagüey, elencos que obligaron a extender las respectivas porfías semifinales hasta el quinto juego, antes de ceder en su empeño de procurarse el acceso a la etapa cumbre del certamen.

Los discípulos de Miguelito Calderón no dejaron margen a las dudas al cristalizar ventaja ganadora de 97 puntos por 63 en el juego efectuado en horario diurno en la sala Ramón Fonst y, por tanto, fueron los primeros en embolsillarse un boleto hacia la finalísima, lo que significará su cuarta temporada consecutiva como animadores del segmento conclusivo de nuestro baloncesto élite.

Los giraldillos dominaron las acciones de punto a cabo con parciales favorables de 20-17, 21-13, 29-15 y 27-18; en parte favorecidos por una errática defensa guantanamera y un buen alarde en los tiros de dos, refrendados con magnífico porcentaje de 58 % de efectividad.

Dobles dígitos consiguieron Lisván Valdés (14), Orestes Torres (13), Alexis Lavastida y Juan Álvarez (11), y Osmel Oliva y Malvin Cairo (10) para acaudillar el ataque local. Por los perdedores Elvis Pons sacó la cara con 22 cartones para la causa del Guaso.

Según la crónica del juego, que aporta la publicación digital Jit, el choque tuvo momentos picantes que llevaron incluso a la expulsión de Malvin Cairo y Roberlandy Castillo, luego que el primero le cometió cruda falta al visitante y el segundo reaccionó en términos poco apacibles.

Una ulterior salida por cinco faltas de Alfredo Massó acabó por menguar a un límite irremediable las fuerzas orientales, que tuvieron que asimilar el aplastante peso del marcador definitivo.

Un conato postrero de revuelta entre el pivot Orestes Torres y su par Yuverleysi Martínez, a 56 segundos del silbatazo final, puso tensión de nuevo en la cancha pero los colegiados calmaron los ánimos y el choque cumplió sosegadamente la recta final.

Más al este, en la sala Giraldo Córdoba Cardín los pentacampeones avileños (monarcas consecutivos en las últimas cinco ediciones) vinieron de menos a más y barrieron en los tres juegos disputados en esa sede a los camagüeyanos, esta vez con marcador de 86-72.

Allí la disputa tuvo un signo de dominio alterno como reflejan los parciales (22-23, 27-22, 19-22, 18-15)
Los Búfalos tuvieron como bujía ofensiva a Yudnier Pérez , autor de 21 puntos.
A partir del sábado arrancará la gran final en un play-off de siete juegos a ganar cuatro.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria