Hoy Santiago-Camagüey en el Guillermón.

Hoy desde la una de la tarde los equipos de Santiago de Cuba y Camagüey iniciarán una sub-serie de tres desafíos que tendrán por escenario -martes y miércoles- el estadio Guillermón Moncada y jueves el estadio José Martí de Palma Soriano.

 

A las puertas de este duelo es bueno repasar como llegan ambos equipos después de cumplidos los 6 primeros choques del extenso calendario de 90 juegos que comprenderá la fase clasificatoria.

 

Lo primero que llama la atención es el hecho de que las Avispas de Antonio Pacheco, caracterizadas por su tradicional ímpetu ofensivo, esta vez están en desventaja ante sus rivales de la tierra de los tinajones; así lo indica el promedio de bateo colectivo que exhiben en estos momentos: Camagüey compila para 254 con 4 dobles, 4 triples, 6 jonrones y 28 carreras impulsadas; mientras que Santiago de Cuba apenas llega a 222 con 5 dobles, 4 jonrones y 22 carreras remolcadas. Los camagüeyanos han dejado 37 corredores en circulación y sus pares del Este un total de 39.

 

Hago notar otro dato significativo: el equipo que más batea en estos inicios de temporada es el de los Vaqueros de Lombillo con 330 colectivamente.

 

Con respecto al pitcheo los visitantes llevan la delantera con un índice colectivo de 3.00, en tanto sus oponentes exhiben una media de 3,96. El control de los lanzadores es también favorable a los camagüeyanos con sólo 10 boletos concedidos, mientras que los serpentineros del otro bando han otorgado la elevada cifra de 22.

 

El equipo con mejor pitcheo hasta el momento es Sancti Spíritus con un excelente 2.21.

 

Desde el punto de vista defensivo las huestes locales han tenido un formidable desempeño que los lleva a ostentar una altísima eficiencia como lo prueba su average colectivo de 987 (el mejor entre todos los participantes) con sólo 3 errores en 229 lances. Los discípulos de Ulacia promedian para 957,  han fallado once veces en un total de 255 lances.

 

Camagüey llega al Guillermón Moncada después de imponerse antes sus rivales en las dos sub-series que efectuaron precedentemente, en ambos casos por 2-1: primero ante Granma y luego frente a Holguín. Santiago de Cuba, por su parte, le ganó 2-1 a Villa Clara y luego sufrió una barrida a manos de los Tigres de Ciego de Ávila.

 

Históricamente en los últimos 32 campeonatos nacionales (desde la XVII Serie Nacional hasta la XLIX) el balance entre ambos contendientes es favorable a los más orientales con un total de 125 juegos ganados y 67 perdidos.

 

En esas condiciones saldrán a escena ambos rivales con la disposición de poner todo su empeño para sacar dividendos en ese largo camino que conducirá a la conquista de los boletos para la postemporada, razón suficiente para garantizar una buena opción a los amantes del deporte de las bolas y los strikes.

 

 

Cuba, beisbol, serie nacional

 

 

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)