Oleiny Linares Nápoles, nueva Gran Maestra del ajedrez cubano.


Foto: Cortesía de Oleiny Linares.

La noticia nos sorprendió gratamente, la excepcional ajedrecista santiaguera Oleiny Linares Nápoles se convirtió en la sexta jugadora cubana en alcanzar el máximo título de la FIDE, pergamino que fue avalado durante la semana recién finalizada por la Federación Internacional de Ajedrez y que la singulariza como la tercera trebejista indómita en ostentar la máxima calificación en este exigente deporte, según se hizo público en el Sitio Oficial del Ajedrez Cubano.

El acceso a tan preciado título estuvo precedido por la norma de Gran Maestra que alcanzó en la Olimpiada de Dresde 2008 y la segunda norma conquistada en el Campeonato Nacional del presente año, cuando se proclamó monarca del ajedrez femenino en nuestro país.

Al igual que ocurrió con su comprovinciano, el Gran Maestro Lelys Martínez, el reconocimiento de su título estuvo antecedido por una espera (no tan larga en su caso), pues desde inicios de 2010 ya reunía los atributos para merecerlo; sin embargo inicialmente hubo un rechazo de la Asamblea General de la FIDE alegando que la documentación estaba incompleta y ello dio lugar a un proceso de apelación que tuvo un activo propulsor en el IM José Luís Vilela, miembro de la Comisión Técnica de Cuba y que felizmente condujo a la justa adjudicación del pergamino a nuestra joven y bella compatriota.

La ascendente trayectoria de Oleiny puede recogerse en apretada síntesis si hacemos notar que debutó en nuestros torneos nacionales con 15 años de edad, en 1983 subió al trono de la categoría juvenil,  en el 2000 se adjudicó la condición de Maestra FIDE, en el 2008 alcanzó la calificación de Maestra Internacional y en ese propio año formó parte del equipo olímpico y concretó una destacadísima actuación al regresar con la medalla de plata en el cuarto tablero.

Este año en curso su progresión la llevó a lograr otras tres importantes cotas: primero la conquista de la corona del ajedrez femenino, más recientemente su valiosa contribución al histórico cuarto lugar alcanzado por nuestras féminas en la Olimpiada Mundial que tuvo por sede a Rusia y ahora la adjudicación del título de Gran Maestra que viene a materializar una aspiración con la que soñó largo tiempo.

Cronológicamente las cubanas que han alcanzado la condición de Gran Maestra se ordenan así: Vivian Ramón (Ciudad Habana-1998), Maritza Arribas (Santiago de Cuba-1999), Sulennis Piña (Granma-2001), Zirka Frómeta (Santiago de Cuba) y Yaniet Marrero (Las Tunas), ambas en el año 2008 y ahora Oleiny Linares.

Desde esta página nuestro reconocimiento a la valiosa jugadora que en lo adelante dará, sin dudas, nuevas alegrías a los amantes de esta disciplina en Santiago de Cuba y en el resto del país.


Cuba, ajedrez, femenino

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)