Semifinales a contracorriente, Granma y Pinar delante.

Foto: Internet

A contrapelo de la mayoría de los pronósticos que se emitieron antes de la etapa semifinal de la 50 Serie Nacional de Beisbol los equipos de Granma y Pinar del Río se han colocado delante en sus play-off al concretar triunfos en la jornada sabatina a costa de Ciego de Ávila y Cienfuegos, respectivamente.

No parecían descabelladas las preferencias en favor de Elefantes y de Tigres, pues los primeros fueron sin dudas -por buen margen- el mejor equipo del campeonato en el largo recorrido preliminar y mantuvieron esa prestancia en cuartos de final;  mientras que  los segundos, salvo en el epígrafe del bateo, consiguieron mejores dígitos que los granmenses y le dieron vuelo a sus aspiraciones en la postemporada luego de una espectacular trepada frente a un equipo de rancio abolengo como Villa Clara.

Sin embargo, las huestes de Ángel Guillermo Ortega parecen encaminadas a demostrar que la superioridad que implantaron en la confrontación bilateral con los hijos de la tierra de la piña durante el segmento clasificatorio (4-2) no fue obra de la casualidad.

Ayer, en medio del caluroso aliento de sus parciales que abarrotaron las gradas del estadio Mártires de Barbados en Bayamo, el estandarte local flameó victorioso merced a una potente y productiva ofensiva de 14 cohetes, entre ellos un doblete, un triple y tres jonrones que tuvieron como respaldo un eficaz relevo largo del diestro Alberto Soto (9-6), quien durante seis y un tercio de entrada limitó el gasto ofensivo de los visitantes a sólo tres jits y par de carreras limpias.

Roger Machado sorprendió a tirios y troyanos al confiarle la apertura a Pedro Echemendía (5-3) a pesar de que tenía mejores opciones a su alcance y la atrevida decisión no tuvo un resultado feliz pues el serpentinero, luego que resolvió sin problemas el capítulo inicial, trepó al montículo en el segundo con tres carreras de ventaja que le habían proporcionado sus compañeros (dos por estacazo de Rusney Castillo en el inning de apertura y la otra por batazo de vuelta completa de Isaac Martínez en el segundo) y fue incapaz de frenar los ímpetus de sus rivales.

Despaigne abrió fuego con sencillo a la banda izquierda, Samón recibió boleto, Ferrales conectó triple por su banda y remolcó las dos primeras. Barrabí siguió la rima con sencillo al izquierdo que propulsó a Ferrales y Carlos Benítez le puso la tapa al pomo al ligar doblete por ese mismo ángulo, conexión que decretó la salida del box de Echemendía.

Otras seis carreras en el episodio se sumaron hasta completar un racimo de nueve que habría bastado para sentenciar el encuentro, aunque en el curso de la porfía los de casa añadieron dos más en el sexto y el puntillazo de tres en el octavo que dejó inscrita en la pizarra la victoria de 14 carreras por 6.

Por Granma recibió el crédito de la apertura Lázaro Blanco, pero tampoco consiguió hacerse justicia y tuvo que abandonar el box tras dos y dos tercios de inning con balance de cinco jits y cuatro carreras limpias.

La artillería de largo alcance de ambos bandos estuvo muy activa al sumar siete bambinazos: Yoenis Céspedes (con bases llenas), Yordanis Samón y Carlos Benítez hicieron la gracia ante su público, mientras que  Abdel Civil, Rusney Castillo, Yoelvis Fiss e Isaac Martínez le dieron la vuelta al cuadro en medio del graderío.

Un total de siete lanzadores utilizó el alto mando avileño en su afán de contener el ataque de los Alazanes, fueron por orden: Echemendía, Dachel Duquesne, Víctor Baró, Ernesto Véliz, José Antonio Barroso, José Monroy y Yordanis Lara.

Hoy desde las seis de la tarde ambos equipos estarán nuevamente en batalla con la serie inclinada hacia los orientales 2-1. Ciro Silvino Licea y Maikel Folch podrían verse de nuevo frente a frente.

En la otra semifinal Pinar del Río también fue feliz en su patio, el Capitán San Luís, al conseguir triunfo de 7 carreras por 1 a costa de Cienfuegos, desenlace en el que pesó de modo determinante el zurdo Julio Alfredo Martínez (7-2) con excelente trabajo de ocho entradas, ocho imparables y una solitaria carrera limpia. Se encargó del cierre Jesús Guerra.

La productiva ofensiva de los pativerdes la encabezaron William Saavedra, Luís Alberto Valdés y Reinier León, cada uno con par de fletes y los dos últimos con jonrón incluido en su ataque.

El juego lo perdió el estelar zurdo Norberto González (13-4), quien tuvo una salida deplorable.

Con la serie 2-1 a favor de los pinareños hoy se reanudará la porfía desde las dos de la tarde. Los posibles abridores: Yosvani Torres y Yunier Leyva


Cuba, beisbol, deportes

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria