De nuevo al combate Tigres y Leones... si no llueve

Foto: Internet

La final ¨hidratada¨ de la 51 Serie Nacional de beisbol podría reanudarse hoy si no sobreviene un nuevo deterioro en las condiciones del tiempo que convierta poco menos que en un pantano el ya saturado terreno del estadio José Ramón Cepero en la capital avileña.

A estas alturas los Tigres de Roger Machado apuestan a la ventaja lograda como visitantes en el Latinoamericano y sienten más cerca que nunca la posibilidad de subir al trono beisbolero nacional, objetivo codiciado que podrían alcanzar en su cuartel general, si logran hacerse de dos triunfos en los tres juegos programados allí.

Los Leones de Lázaro Vargas hacen otra lectura del futuro y piensan con optimismo en una histórica remontada que haga honor al historial del equipo.

En verdad esa opción heroica está sobre el tapete,  pero hay un recio obstáculo en el camino que puede poner tintes aún más sombríos al panorama: el moronense Vladimir García, imbatible as de las huestes locales.

 Pese a las elucubraciones matemáticas de quienes sostienen que su trayectoria ganadora tiene que hacer al cabo un punto de inflexión, Vladimir saldrá a la escena con la poderosísima motivación de poner a su equipo al borde del triunfo absoluto y parece poco realista pensar en una salida frágil e inconsistente; sobre todo porque se trata de un lanzador experimentado que ya acumula retos en lides de alto vuelo. 

Por ello parece atrevida la decisión del timonel capitalino de optar por Frank Montieth para sacar a los azules del atolladero en que están, cuando en verdad un patinazo hoy pondría a los visitantes en terapia intensiva.

No se trata de cuestionar la calidad del diestro de La Lisa, quien incluso ya tuvo actuación frente a los avileños cuando sumó frente a ellos triunfo de 14 carreras por 8 el pasado 11 de enero y tiene, por añadidura, balance positivo de 5-1 de por vida ante estos rivales; sino reconocer que hoy por hoy Odrisamer el el box supone menos riesgo para los azules.

Sin dudas, un resultado victorioso con Montieth les daría un fuerte aventón y saldrían con buenas opciones de nivelar el cotejo utilizando a Odrisamer en el cuarto juego; mas en este minuto el juego que tienen que asegurar es el de hoy y luego encarar el de mañana.

A Vargas esta idea debe de estar dándole vueltas en la cabeza y por ello no descarto que cambie sus planes y apueste fuerte con su mejor lanzador para levantar el ánimo de su tropa y frenar el paso arrollador de la maquinaria avileña.

Esperemos que la madre naturaleza bendiga el suelo en la tierra de la piña manteniendo la tregua tras las persistentes lluvias y que esta noche podamos adentrarnos en la cautivante lucha entre Tigres y Leones, colofón de un campeonato que califica que notas sobresalientes por la entrega en el terreno de los atletas y por la nivelación entre muchos de los equipos participantes.

Estas son, al menos, mis consideraciones sobre el tan esperado tercer juego de la Gran Final. ¿Qué piensa usted?


Cuba, deportes, beisbol

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)