Cuba cambió la historia en Haarlem

Av_001_ge1g3553

Foto: Internet

Después de un comienzo casi catastrófico del cual escaparon por milagroso cuadrangular de Fréderich Cepeda que les dio empate y victoria sobre Taipei de China y les abrió espacio entre los cuatro clasificados para semifinales el equipo Cuba cambió radicalmente la historia en el tramo final de la competición y pudo reencontrarse con el trono de la Semana Beisbolera de Haarlem que les había sido esquivo durante más de una década.

En un juego tenso frente al elenco de Puerto Rico, único que se mantenía invicto en el certamen, los cubanos sacaron a relucir su tradicional garra y pudieron llegar a la esperada celebración al concretar triunfo de 4 carreras por 2 apoyados en un formidable relevo largo del zurdo cienfueguero Norberto González que taponeó durante 5, 1 entradas con un sólo jit permitido, al tiempo que recetó siete ponches y otorgó un boleto intencional;  así como el protagonismo ofensivo compartido por Fréderich Cepeda (de 3-2 jonrón, 1 impulsada, 2 anotadas), Ariel Pestano (de 3-1, 1 impulsada, 1 anotada) y Rusney Castillo (de 4-2, 1 impulsada).

La cronología del choque  estuvo marcada por la ventaja inicial lograda por nuestra selección, gracias a estacazo de Cepeda en la parte baja de la segunda entrada frente a un envío del abridor Juan Padilla. 

Puerto Rico tomó el mando en el comienzo del cuarto capítulo apoyado en doblete de Ortiz, sencillo de Rivera que lo remolcó (avanzó hasta segunda con el tiro). Luego se corrió a tercera en batazo por segunda de Jiménez, Candelaria recibió boleto y Soto fue retirado en foul fly a lo profundo del jardín izquierdo que se convirtió en fly de sacrificio y llevó hasta el pentágono a Rivera, todo frente al también abridor Odrisamer Despaigne.

El empate cubano sobrevino en la parte baja del quinto por oportuno jit de Rusney Castillo con Pestano en segunda base.

Las carreras decisivas fraguaron en la conclusión del octavo por boleto a Yulieski después de un out, robo de segunda, base intencional a Cepeda, out intercalado a Despaigne en fly a la banda izquierda y en esa situación un error que resultaría fatal: José Dariel roleteó por tercera y el antesalista tiro alto a primera base lo cual abrió las puertas del home a Yulieski. Tras el error se cumplió la máxima beisbolera, llegó el jit impulsor de Pestano que puso las cifras definitivas en la pizarra Cuba 4-Puerto Rico 2. 

El éxito lo archivó Norberto González y la derrota fue a la cuenta del también relevista Benigno Cepeda.

Las alegrías por este triunfo internacional de nuestro beisbol deben de ser tamizadas por la certeza de que tenemos asignaturas pendientes de cara al III Clásico donde las exigencias serán sin dudas mucho mayores. 

Debemos conjurar los nocivos vapores del triunfalismo desmovilizador,  a fin de cuentas todos sabemos que los equipos participantes en Haarlem -salvo el elenco holandés- tenían nóminas muy inferiores a las posibilidades que tienen estos países y, así y todo,  llegamos agónicamente a la victoria.


En el choque por la medalla de bronce, Estados Unidos derrotó a Holanda con estrecho margen de 4-3. 


Posiciones finales: 

1. Cuba 
2. Puerto Rico 
3. EE.UU. 
4. Países Bajos 
5. Japón 
6. Taipei Chino 

Los premios individuales fueron estos: 

Mejor bateador: Michael Duursma (NED) 
Mejor lanzador: Marco González (EE.UU.) 
Premio de la Prensa: Ariel Pestano (CUB) 
Homerun rey: Yoshiki Eto (JPN) 
Mejor jugador defensivo: DJ Peterson (EE.UU.) 
Jugador más popular (Premio Carl Angelo): Hsiao Po Ting (China Taipei) 
Jugador más valioso (Jacques premio Reuvers): Yulieski Gourriel

Según informaciones desde la sede el torpedero villaclareño Aledmis Díaz abandonó nuestra selección nacional

#Cuba #deportes #beisbol #Haarlem

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria