Cuba y Puerto Rico por el cetro en Semana Beisbolera de Haarlem

Cuba_usa


Foto: Internet

Cuba derrotó a Estados Unidos 5 carreras por 3 en la primera semifinal de la 26 Semana Beisbolera de Haarlem,  juego que se decidió en diez entradas y donde se aplicó la conocida fórmula de desempate o Regla IBAF.

Los cubanos salieron bien parados a pesar de su escaso bateo a lo largo de todo el partido (apenas seis indiscutibles, todos sencillos),  incluyendo ese decisivo décimo episodio en que sin batear de jit lograron las dos anotaciones que sentenciaron el choque y les abrieron las puertas de la gran final de mañana en la que enfrentarán al equipo de Puerto Rico, victimario de Holanda 1 carrera por cero en la otra semifinal.

Los abridores Freddy Asiel Älvarez y Jonathon Crawford fueron los grandes protagonistas de la primera mitad del desafío al mantener en un puño a los bateadores rivales.

Los primeros en anotar fueron los estadounidenses al combinar par de jits y un error del torpedero Arruebaruena en la quinta entrada que de conjunto facilitaron la ventaja mínima de los norteños.

En el siguiente capítulo Freddy se metió en dificultades con par de boletos y Víctor Mesa decidió reemplazarlo por Norberto González. Cousino se anotó infield jit por el campo corto y ello dio lugar a una nueva movida desde el bulpen, vino a lanzar Yadier Pedroso, pero Hambright roleteó por el campo corto y el lance se convirtió en jugada de selección que sirvió para llevar hasta la goma a Peterson con la segunda carrera de los estadounidenses.

La tercera y última anotación de los perdedores fraguó en el séptimo por sencillo, wild picht y fly de sacrificio, todo frente a Yadier Pedroso.

Así las cosas, los cubanos lograron milagroso empate en el octavo episodio: Crawford se descarriló súbitamente al abrir con pelotazo a Rudy Reyes y conceder boleto al emergente William Luis, lo que llevó a la dirección del equipo estadounidense a reeemplazarlo por Bobby Wahl, quien comenzó felizmente su labor de apagafuegos al retirar a Heredia y Rusney. Sin embargo, Yulieski estropeó su labor perfecta con sencillo y luego vino un boleto a Cepeda y un cohete de de Despaigne que coronaron la remontada y permitieron emparejar el marcador 3-3.

El abrazo se mantuvo hasta la parte alta del décimo episodio. Cuba colocó a Guerrero y Heredia en las almohadillas de conformidad con el mecanismo de desempate, vino entonces el sacrificio de Rusney que adelantó a los corredores y acto seguido el relevista Lorenzen, que estaba en funciones desde el noveno episodio, concedió  boletos consecutivos a Yulieski  y Cepeda, que provocaron carrera forzada, la otra la propulsó Despaigne con fly de sacrificio.

En el final del décimo Estados Unidos desestimó el sacrificio para hacer avanzar los corredores y la decisión les resultó adversa, pues los lanzadores Pablo Millán Fernández y Darién Núñez sacaron los tres outs que colocaron la lápida al equipo norteamericano.

Con respecto a la segunda semifinal,  que concluyó hace pocos minutos con la cerrada victoria de Puerto Rico, ratifico mi comentario de ayer: no era coherente esperar un desplome boricua frente a Holanda, el desempeño de los peloteros de la Isla del Encanto ha sido convincente a lo largo de toda la ruta y no es casualidad que sean el único elenco invicto.

Por ello suscribo de nuevo lo expresado ayer: Cuba salió mejor encarando el cruce con Estados Unidos y no con el inspirado equipo de Puerto Rico.

La mesa está servida para el baquete beisbolero de mañana. Vamos a ver si la pesadilla cubana en Holanda llega a su final.

#Cuba #deportes #beisbol #Haarlem

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria