World Baseball Challenge, Ciego de Ávila monarca a batazo limpio

Yoelvis Fiss, el más valioso
Foto: Armando Hernández

El equipo de Ciego de Ávila hizo una ruidosa coronación en el World Baseball Challenge que finalizó en horas de la noche de este jueves en la ciudad de Prince George, Canadá, al batir categóricamente a la representación de Japón (JX Eneos) por la vía de K.O. en ocho entradas y pizarra de 14 carreras por 4.


Fulminante ataque de dieciséis jits, entre ellos cuatro dobletes y par de jonrones, estos últimos suscritos por Yoelvis Fiss (tercero del campeonato) y Rubén Valdés marcaron el avance demoledor de los Tigres avileños hacia el trono, segunda proclamación consecutiva de un monarca cubano.

Después una tranquila primera entrada los Tigres mostraron sus garras en el segundo episodio y se colocaron delante con ramillete de tres carreras que cuajó gracias a cuatro indiscutibles, dos de ellos biangulares (Isaac Martínez y Humberto Morales), ante el abridor Tomoya Mikami.

Sin embargo, los asiáticos no se amilanaron y lograron emparejar la balanza rápidamente al marcar dos en la apertura del tercero y una más en el cuarto.

Doblete de Shun Ishikawa, triple de Kimio Watanabe y rolata impulsora de Kazuarki Hidaka estrecharon la ventaja en el primer tercio y una entrada después vino la anotación del empate por cuadrangular de Ren Yamasaki.

Así las cosas, el equipo de Ciego de Ávila asestó un demoledor golpe en el cierre de ese propio capítulo al anotar seis veces, saldo que a la postre habría bastado para definir el curso del partido, pues los japoneses apenas lograron activar la caja registradora una vez más cuando en el séptimo Shun Ishikawa disparó cuadrangular.

La decisiva estocada cubana se produjo ante el tercer serpentinero empleado por los nipones, Yoshihiro Oda, quien fue reemplazante en el box de Motoshi Oshiro; este último con fugaz trabajo de sólo dos tercios de entrada.

Oshiro abandonó la lomita pero dejó a Humberto Morales en la inicial por jit tras el primer out. Vino Oda y fue recibido irrespetuosamente por jits consecutivos de Lisdey, Borroto, Bordón y Vega (doblete). El continuado ataque se tradujo en tres carreras a las que se añadió una cuarta por pass ball y otras dos por indiscutible de Isaac Martínez que provocó al mismo tiempo la escandalosa explosión de Oda y su sustitución por Isao Numao, quien pudo aplacar la furia cubana.

Ciego de Ávila remató contundentemente con una carrera en la parte baja del séptimo por jonrón de Rubén Valdés y otras cuatro que que completaron el fuera de combate en la parte baja del octavo por la articulación de tres jits -uno de ellos estacazo de vuelta completa refrendado por Yoelvis Fiss-, un error y un pelotazo, estas últimas ante Akihiro Kitahara, último lanzador utilizado por los perdedores.

La victoria fue para Yander Guevara, quien cubrió toda la ruta con saldo de siete jits y cuatro limpias; en tanto el fracaso lo asimiló Motoshi Oshiro.

En suma, una gran actuación de los Tigres de Ciego de Ávila pusieron el alto el estandarte del beisbol cubano en su primera experiencia internacional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)