Cuba quedó al campo ante USA y perdió el invicto


Foto: IBAF

El equipo cubano sufrió su primer revés en la XXVI Copa del Mundo de Béisbol Sub-18 que tiene por sede la ciudad de Taichung, Taipei de China, al quedar al campo frente a Estados Unidos con marcador final de 6 carreras por 5, desenlace que echó por tierra el repunte caribeño en ese propio episodio cuando lograron empatar el juego a cinco anotaciones por bando.


Fue Cuba la primera en estrenar el pentágono al anotar tres veces en el inicio de la segunda entrada aprovechando muestras de descontrol por parte del abridor Justus Sheffield (con par de boletos y un pelotazo llenó los ángulos) y oportunas conexiones de Víctor Víctor Mesa -sencillo- y Julio Martínez -doblete- que remolcaron sendas carreras.La primera había entrado impulsada por Moises Esquerre en rolata por el cuadro. 

El alto mando norteamericano apeló a su bulpén y trajo a Jacob Nix quien sacó los dos outs que pusieron fin a las angustias temporales, en alguna medida favorecido por el mal corrido de bases de Víctor Víctor Mesa quien fue out en tercera en jugada de apelación.

Los norteños descontaron dos en la parte baja del cuarto episodio y salieron del marasmo ofensivo en que los tenía el zurdo Noel Ortiz a quien le conectaron el primer jit en la tercera entrada, refrendado por Jackson Reetz.

En ese cuarto inning después de dos outs articularon jits de Adam Haseley y Jeffrey Schwarz con un boleto y un error para tomar el mando cinco carreras por tres y de paso sacaron de la lomita a Ortiz, reemplazado por Vladimir Gutiérrez, autor del último out del segmento por la vía de los strikes.

En la parte baja del séptimo volvieron a la carga: Reetz boleto después de un out, Brigman pegó jit al center, un out intercalado sobre el jugador que avanzaba a segunda (Brigman) tras rolata por el cuadro, Reetz se movió a tercera, Loehr ganó boleto y las almohadillas se repletaron.

La escena quedó lista para jits consecutivos de Rivera (impulsó dos) y Haseley (impulsó una) que pusieron en ventaja al equipo estadounidense cinco carreras por tres. Haseley fue primero en enfrentar al relevista Aldo Conrado, llamado en sustitución de Vladimir Gutiérrez. 

Así llegó el choque a la parte alta de la novena entrada. Moncada se apuntó infield jit por tercera base y, luego de un out intercalado por la vía del ponche, Arozarena largó triple que empujó a Moncada.   Acto seguido anotó el mismo la del sensacional empate por error en tiro del intermedista.

Sin embargo, la alegría en la banca cubana duró poco porque en el cierre del noveno sus adversarios les asestaron una estocada mortal.

Brigman inició con cohete a la banda central, adelantó a segunda tras out sobre Tucker, Loehr fue transferido intencionalmente y el alto mando cubano llamó como relevista a Yoandri Caro, sin embargo Michael Rivera destrozó la táctica y puso el epitafio con indiscutible a la banda derecha.

Rivera fue, sin dudas, el héroe ofensivo del triunfo estadounidense al conectar de 5-2 y empujar tres carreras.

También sobresalieron en el bando ganador Jeffrey Shwarz 4-1, 2 impulsadas; Adam Haseley 4-2, 1 impulsada y 1 anotada, así como Bryson Brigman 4-3, 1 anotada. 

Por Cuba (sumó once jits frente a nueve de sus contrarios) el mejor bateador fue Yoan Moncada quien disparó de 4-3 y anotó 1; pero los impulsores en el equipo fueron Víctor Mesa, Julio Martínez, Randy Arozarena y Moisés Esquerre que fletaron una cada uno.

Mañana Cuba enfrentará a Australia en el cierre de la primera ronda.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria