Paisaje antes de la batalla.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

Por segundo año consecutivo los equipos de Santiago de Cuba y Villa Clara serán rivales en la lucha por el banderín de la Zona Oriental del beisbol cubano, luego que los anaranjados de Víctor Mesa derrotaran anoche a Ciego de Ávila con marcador de 7 carreras por 1 en el estadio José Ramón Cepero y se adjudicaran el play-off de cuartos de final por 3-2 frente a Ciego de Ávila.

En la edición anterior las Avispas tuvieron que batallar duramente para vencer finalmente a sus enconados adversarios en un total de siete juegos y esta vez se vislumbra otra lucha sin cuartel si tomamos en cuenta, por una parte, el formidable paso de los actuales campeones nacionales a lo largo de casi todo el campeonato y, por la otra, la impresionante cadena victoriosa de los naranjas en el último tercio de la contienda que, por lo pronto, los califica con mejores opciones que el año pasado para este esperado duelo, que comenzará el próximo viernes en el Guillermón Moncada.

Santiago de Cuba tendrá que sortear el escollo del pitcheo villaclareño basado, sobre todo, en la inteligencia, habilidades y el control de sus serpentineros, si no quiere verse en aprietos; porque es cosa sabida que los tiradores santiagueros están lejos de su mayor eficiencia y admiten un buen número de carreras por juego, salvo la contada excepción del astro Norge Luís Vera, el más estable a lo largo de toda la temporada.

Así las cosas, la tropa de Antonio Pacheco no pierde un segundo en su empeño de acometer, con todas sus fuerzas, el exigente reto que tienen por delante y su cuartel general del Guiillermón Moncada es testigo del esfuerzo colectivo por poner a punto la maquinaria indómita.

Un día después del inicio de la referida semifinal oriental comenzará (el sábado) la batalla del Occidente entre Pinar del Río y Sancti Spíritus en el estadio José Antonio Huelga.

Los Gallos de Juan Castro se encargaron de eliminar a los Vaqueros de Lombillo al ganar anoche el tercero de cuatro juegos entre ellos con pizarra de 3 carreras por cero, haciendo caso omiso a las credenciales del equipo habanero que ostentó un pitcheo de altos kilates a lo largo de toda la fase preliminar.

Esperemos pues, con natural impaciencia, el inicio de este penúltimo segmento de nuestro campeonato nacional, que promete un verdadero diluvio de emociones y del cual saldrán los protagonistas de la gran final.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)