Beisbol cubano, Villa Clara sin compasión con Santiago.

Texto y foto: José R. Castillo Argüelles.

Ni siquiera el mismísimo Norge Luís Vera (3-2) pudo frenar los ímpetus de Villa Clara que, en apenas dos entradas, le infligió castigo de seis jits y abultado paquete de ocho carreras limpias, suficientes para demoler tempranamente las esperanzas de victoria de los indómitos, estremecidos psicológicamente tras el trato irrespetuoso dispensado al principal exponente de su pitcheo.

El diestro de Siboney, contrariamente a lo que necesitaba su equipo, no se presentó en su forma usual y tuvo que asimilar el bombardeo de la artillería naranja que sacó rápidos dividendos de sus problemas con el control. Tómese nota de los cuatro boletos que concedió Vera en su efímera actuación y se comprenderán las razones de su prematura explosión.

El resto del encuentro no fue más que la crónica de una muerte anunciada: Osmani Tamayo y el novato Ediasbel Valentín fueron incapaces de contener la producción ofensiva local y otras cuatro anotaciones vinieron a completar el marcador de 12 carreras por 1, que decretó el fulminante K. O en siete entradas.

Hay que hacer notar, sin embargo, el peso específico de una mala decisión arbitral en tercera base, cuando un evidente out realizado por Maikel Castellanos fue desconocido y dio pie a un rally que prácticamente sacó de juego a las Avispas.

No puede faltar en este recuento la mención a otro elemento que selló el fatal destino: la nulidad ofensiva del line up rojinegro, aherrojado por el zurdo Robelio Carrillo (8-3) y por el cerrador Yolexis Ulacia. Tres jits pemitió el primero en seis entradas y uno el segundo, en el capítulo final. La única carrera marcada por los perdedores se debió a bambinazo de Alexis Durruthy con las bases limpias en la quinta entrada.

El hombre grande en el ataque anaranjado fue el enmascarado, quien bateó de 3-2, jonrón incluido, seis carreras fletadas y una anotada. También botó la pelota el patrullero central Leonys Martín (4-2, dos impulsadas, dos anotadas). Otros que le sacaron brillo a la Mizuno fueron el antesalista Ramón Lunar (4-3, dos impulsadas, una anotada) y el designado Dian Toscano (3-3, 1 triple, una impulsada, dos anotadas).

Ahora ambos equipos se trasladarán hacia el Guillermón Moncada y Santiago de Cuba está obligado a ganar al menos dos de los tres juegos en esta sede, si no quiere enfrentar la eliminación.

En el otro play-off de la Zona Oriental Ciego de Ávila puso igualmente las cosas a su favor al doblegar por segunda jornada consecutiva a la tribu del Guaso, esta vez con pizarra de 7 carreras por 2, gracias a la mortífera combinación de Maikel Folch en el box y ofensiva de largo metraje que sumó estacazos de vuelta completa suscritos por Mario Vega, Adonis García y Yoelvis Fiss.

Mañana se reanudará este duelo en tierras avileñas y Guantánamo no tiene más opción que ganar, ganar y ganar.

Por último les recuerdo que hoy proseguirá la porfía en la Zona Occidental con los choques entre Industriales- Sancti Spíritus en el Latinoamericano y La Habana-Cienfuegos en el Nelson Fernández, confrontaciones que marchan igualadas a un triunfo por bando.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria