Equipo de Santiago de Cuba en la hora de la verdad

Ha llegado la última fecha de la etapa clasificatoria del campeonato cubano de beisbol y el equipo de Santiago de Cuba todavía no ha logrado el caro empeño de incluirse entre los animadores de la próxima postemporada, meta que sólo podrían conseguir si derrotan de nuevo a Mayabeque o acaso si Granma sucumbe a manos de Isla de la Juventud, variante esta última que dejaría a Avispas y Alazanes con igual número de victorias y derrotas pero con el beneficio del cupo para los indómitos por haber ganado la serie bilateral.

Más no solamente Santiago de Cuba y Granma hacen sus apuestas en esta jornada final, Las Tunas y Ciego de Ávila tampoco tienen en estos momentos la garantía del pasaporte. 

Los Leñadores están en situación más ventajosa pues tiene dos juegos menos efectuados y con sólo una victoria materializarían su objetivo; mientras que los avileños tienen que conjurar una derrota en su partido de cierre con Cienfuegos si no quieren que sus sueños puedan convertirse en pesadilla.

De manera que estamos ante una clausura del segmento preliminar verdaderamente inédita con todos los ingredientes para satisfacer el más exigente de los gustos, pues no se ciñe sólo a la puja colectiva sino que hay también una buena cuota de protagonismo individual, comenzando por el duelo entre los dos principales jonroneros de la temporada: el granmense Alfredo Despaigne y el cienfueguero José Dariel Abreu, ambos con 35 vuelacercas que constituyen nueva marca para el beisbol cubano.

Anoche la tropa de Alcides Sánchez logró dominar los vientos huracanados de Mayabeque guiado por un excelente pitcheo de Carlos Manuel Portuondo (8-3), quien completó siete entradas con solamente tres jits permitidos y sin carreras para convertirse en el pintor principal de la lechada a dos manos que cristalizó con pizarra de 6 anotaciones por cero;  a la que también sumo su esfuerzo el relevista Carlos González Fong, hermético en los dos capítulos finales.

Desde el punto de vista ofensivo el más sobresaliente en la nómina santiaguera fue Alexei Bell quien conectó su bambinazo número dieciocho del campeonato que lo convierte en el máximo artillero de largo alcance en el conjunto, al sumar uno más que sus compañeros Héctor Olivera y Edilse Silva.

La derrota la sufrió en el orden individual José Betancourt (3-13) (abridor por los visitantes), sucedido en  la lomita por Antonio Oliva, Javier Pedroso y Yusbel O´Farrill.

Demás resultados: Guantánamo 3-Artemisa 0 (cinco entradas x lluvia), Granma 11-Isla de la Juventud 6, Camagüey 4-Matanzas 9, Ciego de Ávila 3-Cienfuegos 4, Sancti Spíritus 1-Villa Clara 6, Metropolitanos 8-Holguín 7.

Zona Occidental: Matanzas 57-38, Industriales 54-40 (2.5), Cienfuegos 54-41 (3), Sancti Spíritus 49-45 (7.5), Pinar del Río 47-49 (10.5), Isla de la Juventud 39-56 (18), Metropolitanos 38-57 (19), Artemisa 36-59 (21), Mayabeque 32-63 (25).

Zona Oriental: Villa Clara 57-38, Las Tunas 53-40 (3), Santiago de Cuba 53-42 (4), Ciego de Ávila 53-42 (4), Granma 53-42 (4), Guantánamo 44-49 (12), Holguín 43-52 (14), Camagüey 43-52 (14).


Cuba, deportes, beisbol

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Diablos Rojos lideraron Grupo C tras primera fase clasificatoria