Tope Cuba-USA, anfitriones emparejaron la cuenta.

12_jug_h_ome_cub_usa

Foto: José L. Anaya

Un oportuno jit con las bases llenas del emergente William Luís en la octava entrada remolcó hacia el plato a Fréderich Cepeda y Alfredo Despaigne con las carreras de empate y ventaja definitiva, respectivamente, y propició el triunfo cubano en el segundo juego del tope bilateral entre Cuba y Estados Unidos que tiene por escenario el estadio Latinoamericano de nuestra capital.

La selección nacional que pilotea el intranquilo Víctor Mesa (más sedado esta vez que de costumbre) llegó a la parte alta del octavo capítulo con desventaja de 6 carreras por 5;  pero con mejor presencia de ánimo, luego de haber logrado descuento de tres carreras en la entrada anterior que hizo menos pesado el margen ventajoso de los estadounidenses.

Después de un out, cedido por el jugador de cambio Joan Carlos Pedroso, Yulieski le ganó boleto al relevista Trevor Wiliams, avanzó a segunda por error del antesalista Kris Bryan sobre conexión de Alfredo Despaigne;  al tiempo que este anclaba en primera. A seguidas, José Dariel los adelantó a tercera y segunda, respectivamente, al ser retirado en rolata a manos del inicialista. 

Entró a escena Fréderich Cepeda y el timonel Dave Serrano lo identificó claramente como hombre-problema en la caja de bateo;  por tanto,  decidió obsequiarle boleto de libre tránsito para buscar el tercer out con el menos conocido Frank Camilo Morejón; sin embargo Víctor Mesa respondió con el llamado a William Luís para que empuñara como emergente y el jardinero camagüeyano respondió positivamente a la encomienda con el decisivo jit a la banda derecha que disparó la celebración en la banca cubana.

Los relevistas Darién Núñez y Pablo Millán Fernández garantizaron las dos argollas finales, la estrecha pizarra de 7 carreras por 6 pasó a la historia y permitió al elenco antillano emparejar la serie amistosa.

A pesar de que el número de jits entre ambos equipos no fue significativo (7 Cuba y 8 Estados Unidos) el bateo de largo metraje marcó la noche habanera. Por los anfitriones largaron vuelacercas Alfredo Despaigne (segunda entrada con bases limpias), Rusney Castillo (tercera entrada con bases limpias) y José Dariel Abreu (séptima entrada con bases limpias); mientras que por los visitantes hicieron la gracia D. J. Peterson (primera entrada con uno en base), Johnny Field (tercera entrada con bases limpias) y Michael Conforto por segunda jornada consecutiva (tercera entrada con bases limpias).

Cuba utilizó a un total de seis serpentineros: Ismel Jiménez (tres entradas, cuatro carreras, tres limpias), Dalier Hinojosa (dos entradas, una carrera sucia), Yoelkis Cruz (no sacó outs, una carrera limpia), Alexander Rodríguez (una entrada), Darién Núñez (dos entradas) y Pablo Millán Fernández (una entrada).

Por su parte los norteños llevaron al box a Marco González (seis entradas, cinco carreras, cuatro limpias), Trevor Williams (dos entradas, dos carreras sucias) y Michael Lorenzen (una entrada).

La defensa no tuvo su mejor jornada: los visitantes sumaron cuatro pifias, algunas bien costosas; mientras que los de casa fallaron dos veces.

El saldo para nuestro seleccionado resulta positivo por varias razones entre las cuales se pueden mencionar estas: primero permitió sacar la cara luego del tropiezo del jueves, segundo la artillería empezó a demostrar su bateo de largo metraje, tercero el equipo supo venir de abajo y cuarto la dirección le dio juego a casi toda la tropa -como tiene que ser en una serie de esta naturaleza-.

¿Lunares? Con todo y los tres jonrones el pitcheo norteamericano nos hace mella. De haber reeemplazado al abridor zurdo a tiempo, tal vez no habríamos podido celebrar.

Hoy será el tercer choque en horas de la noche y los abridores anunciados son Vladimir García y Adan Plutko

#Cuba #deportes #beisbol

Comentarios

Entradas populares de este blog

Santiago arrolló a Las Tunas y lidera invicto fútbol cubano

Cuba con boleto para Lima 2019, venció a Canadá en Panamericano de softbol (m)